Más de 205 mil son los pacientes inscritos y validados en los consultorios de Talca de los cuales, tres mil 893 fueron derivados a la Unidad de Atención Primaria Oftalmológica (Uapo) durante 2018. Una gran cantidad de personas cuyos exámenes diagnósticos recaen en solo dos profesionales de la tecnología médica.

Estas cifras, exhibidas en las I Jornadas de Actualización en Tecnología Médica, realizadas por dicha Escuela en la Universidad Católica del Maule; ilustran el déficit de profesionales en esta área del conocimiento –y con especialidad en oftalmología- que hay en la Región del Maule.

Jorge Carrasco, tecnólogo médico en oftalmología de la Uapo de Talca y ponente de las Jornadas, advirtió que lo importante es contar con un mayor número de profesionales y que estos sean asignados según el número de pacientes inscritos en las unidades de atención primaria, tal como ocurre en el caso de los psicólogos o nutricionistas, por nombrar algunos ejemplos.

“La puerta de entrada a las Unidades Oftalmológicas son los consultorios, un médico general es quien hace la derivación y tenemos tres grandes grupos de atenciones: los pacientes diabéticos por fondo de ojo, los pacientes con glaucoma y los pacientes con vicios de refracción. En un menor porcentaje están las urgencias oftalmológicas de baja complejidad que entran por el Servicio de Atención Primaria de Urgencia (Sapu)”, explicó Carrasco.

El profesional también señaló que todos los pacientes diabéticos deberían realizarse el examen de fondo de ojo al menos una vez al año, pero dado el aumento de la incidencia de esta patología que ya afecta a 62 mil personas en el Maule; se requiere una mayor cantidad de tecnólogos médicos en el área oftalmológica.

Resonancia Magnética

Situación similar ocurre para la especialidad en imagenología. Yuri Berríos, tecnólogo médico encargado del Departamento de Resonancia Magnética del Hospital San Juan de Dios de Santiago, explicó durante las Jornadas que las proyecciones indican que el cáncer será la principal causa de muerte en Chile dentro de cuatro años.

De hecho, según cifras del Ministerio de Salud, hay 45 mil nuevos casos al año, diagnósticos en los que es clave la participación de un tecnólogo médico. “El manejo del cáncer no es solo un tema de Chile, es un tema del mundo. Es un lugar donde todos los científicos están convergiendo, lamentablemente hay un problema político detrás porque se está discutiendo una ley del cáncer, pero no hay recursos y además de esos se requiere personal y capacitación”, afirmó Berríos.

Para el director de la Escuela de Tecnología Médica UCM, Andrés Cabezas, “no solo hay un déficit de tecnólogos médicos sino de lugares de atención en la región” y estas brechas deben ser vistas “Por un lado, como una gran oportunidad de cobertura, por lo que debemos recibir el llamado de que están ocurriendo cosas muy importantes a nivel nacional y regional y de que nosotros como un ente que debe aportar a la salud; y por otro, como una responsabilidad de la que nos tenemos que hacer cargo dada esta realidad social”, sostuvo.

Deja un comentario

Deja un comentario