El suizo Lázaro Schaller, de 27 años, ha batido el récord mundial de salto de acantilado al lanzarse desde un precipicio de 58,8 metros que se encuentra en Maggia, Suiza. El deportista, que saltó desde una altura mayor que la de la Torre de Pisa, llegó al agua en 3,5 segundos y alcanzó una velocidad de más de 120 km/h.

Schaller ha superado el récord del también suizo Olivier Favre, que en 2009 saltó desde una altura de 54 metros. Para lograr esta hazaña fueron necesarias unas medidas de seguridad minuciosas para evitar que Schaller se estrellara contra las rocas o que sufriera daños con el impacto contra el agua. Para esto último, se instalaron seis tanques para que carbonataran el agua para «suavizar» la inmersión. «Me he arriesgado a lesiones graves», dice el deportista extremo, que añade: «Casi me disloqué la cadera al tocar el agua. Creo que voy a estar cojeando durante un tiempo».

https://youtu.be/rvtLXS-WPWI

Fuente: ElPaís

Deja un comentario

Deja un comentario