Cómo hacer una nube o construir una lámpara de lava, fueron algunos de los experimentos que connotados científicos populares enseñaron a niños, jóvenes y adultos de zonas costeras de la Región del Maule a través de la obra de teatro “Laboratorio ambulante: La Gran Vega de la Ciencia”.

La actividad de divulgación científica fue parte de la intervención urbana diseñada por el Programa Asociativo Regional de Explora Conicyt, a cargo de la Dirección de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) de la Universidad de Talca.

El objetivo fue mostrar la importancia de las ciencias en espacios públicos de comunas del litoral maulino durante las vacaciones de verano 2015.

La plaza de armas de Constitución, la Feria del Queso de Chanco y la plaza de Pelluhue, fueron los escenarios donde se presentó este espectáculo, que contó con una masiva asistencia y participación tanto de lugareños como de veraneantes y el apoyo de las respectivas municipalidades.

“La Vega de la Ciencia nace con la finalidad de entregar una experiencia masiva de divulgación de la ciencias en ciudades costeras de la Región del Maule. Nuestra dirección RSU a través del PAR EXPLORA Maule, busca siempre mitigar las desigualdades de acceso al conocimiento por parte de nuestra ciudadanía. En este caso, utilizamos el espacio público y el teatro, como una forma de difundir las ciencias y generar una actitud positiva por parte de la población hacia ellas”, afirmó el director de RSU, Iván Coydán.

PROTECTORES

La acción contempló la presentación de la mencionada obra de teatro, además de la exposición fotográfica “Explora Bichos”, que muestra la colección de entomología de la Universidad de Talca en alta resolución.

Asimismo, se exhibió el game center con el videojuego educativo “Protectores de la Ciencia”, creado por el equipo del Programa Explora para despertar el interés por la ciencia en niños y adultos, a través de un lenguaje visualmente atractivo (la plataforma educativa está disponible en www.protectoresdelaciencia.cl).

“Pienso que es esta iniciativa otorga una excelente educación a los niños, para que tengan conocimientos que son muy simples, pero que a la vez uno desconoce”, afirmó Gonzalo Burgoa, quien visitó el evento junto a su familia. “Me gustaron todas las actividades y todas estuvieron entretenidas”, dijo Pía Carrillo de 7 años de edad. “Muy bueno que la Universidad de Talca se preocupe de hacer estas actividades. Así los niños de a poco entran de nuevo en ritmo de estudio”, opinó Pedro Vásquez, durante la Gran Vega de la Ciencia en Constitución.

También se ofreció el juego ciudadano “140 Caracteres con Ciencia”, un twitter análogo que invita a los asistentes a enviar mensajes a través de esta red social y expresar cómo los conocimientos científicos de la sociedad y la tecnología han impactado positivamente en la vida cotidiana.

La próxima presentación de la intervención urbana la Vega de la Ciencia será el sábado 14 de marzo en la plaza de armas de Talca.

Deja un comentario

Deja un comentario