No hace falta someterse a extremas dietas y tortuosos ejercicios para poder bajar de peso, pues existen sencillos hábitos que podemos incorporar a nuestra vida, los cuales nos ahorraran la carga calórica extra que el organismo no necesita.
Si estas dispuesto a este cambio, te invitamos a seguir estos prácticos consejos, los cuales te ayudarán a llevar una vida más saludable y con varios kilos de menos.
1.- No caigas en la tentación de seguir al pie de la letra las recetas híper calóricas que recomiendan saltear inocentes verduras con una cucharada de manteca o mantequilla, la mejor opción es reemplazarla por aceite en aerosol, logrando reducir 30 calorías por comida.
2.- Usa platos pequeños, ahora si son azules mucho mejor.
Estudios recientes han demostrado que los objetos azules suprimen el apetito, razón por la cual no vemos demasiados alimentos de ese color ofrecidos en el mercado, ahora el truco del plato pequeño ya es conocidos, pues la ilusión óptica de un plato lleno de comida te dejará satisfecho.
3.- Toma un vaso de agua antes de cada comida. Eso iniciará una compleja reacción metabólica en tu organismo a la que los profesionales llaman “llenar tu estómago para que no comas tanto”. Repetir este procedimiento a lo largo del día hará que ingieras un 9% menos de calorías diarias.
4.- Descarta las gaseosas de tu menú, inclusive las versiones diet, estas últimas aunque no contienen calorías, aumentan el nivel de glucosa en la sangre, algo que muchas veces trae como consecuencia un aumento de peso.
5.- Te contamos que el café negro tiene casi cero calorías, mientras que cualquier agregado de crema o incluso leche, arruinará ese beneficio.
6.- Cocina con especias y no con aderezos. Estos últimos son una bomba de calorías y químicos encubiertos, mientras que las especias aceleran tu metabolismo, hacen que comas más lento y además, son más sabrosas.
7.- Haz las tareas domésticas, no te podrías imaginar cuántas calorías se queman barriendo o limpiando los vidrios. Si lo haces con música, mucho mejor.
8.- Existe un ejercicio muy efectivo para practicar en la oficina, levantarse de la silla. Científicamente esta comprobado que después de permanecer una hora sentado, tu cuerpo minimiza la producción de las enzimas encargadas de quemar la grasa. Levántate y camina, cualquier excusa es válida.

Deja un comentario

Deja un comentario