“Ilumínate 2012” de la Municipalidad de Talca fue la celebración de Año Nuevo más grande de la región del Maule y se encuentra entre las más importantes del país. Motivos suficientes para que alrededor de 20 mil talquinos arribaran hasta el balneario de río Claro de la capital regional para despedir el 2011 y darle la bienvenida al nuevo año. Los asistentes al evento pudieron disfrutar durante 20 minutos de más de 4.500 disparos al cielo y 8 toneladas de fuegos artificiales, los que se podían apreciar desde varios puntos de la ciudad. El Show pirotécnico incluyó dos cascadas de fuego de 150 metros de extensión que iluminaron por algunos instantes las aguas del río Claro.

Esta celebración fue liderada por el Alcalde de Talca Juan Castro, quien compartió con los vecinos y les deseo un feliz y próspero 2012. “Éste es un año lleno de desafíos. Y tengo la convicción que será el año de Talca, esperamos concretar grandes proyectos, este 2012 nos encuentra en buen pie en lo económico y dirigiremos nuestros esfuerzos en plasmar nuestros proyectos y hacer realidad nuestros sueños de comuna. Vamos bien encaminados y trabajaremos duro para alcanzar nuestras metas”, afirmó el edil.
Además, el evento estuvo acompañado de dos bandas, Fuerza Tropical y Negroson, las que hicieron bailar al público asistente hasta las 2 de la madrugada. Por su parte, 130 efectivos de Carabineros apoyados por el trabajo de funcionarios de la PDI y del personal y vehículos de Seguridad Ciudadana comunal fueron los encargados del despliegue se seguridad que permitió el gran éxito de la actividad, la cuál se desarrollo sin inconvenientes.
“La idea es que lleguen nuestros vecinos junto a sus familias a estos eventos masivos, que los disfruten en tranquilidad. Talca es un ejemplo de comportamiento a nivel nacional. Nuestros vecinos lo pasaron bien. Estoy muy contento pro el éxito alcanzado” señaló el edil.
Fin de año en el Cementerio

Como ya es tradicional, cientos de talquinos pasan el Año Nuevo en el Cementerio Municipal de Talca. La particular celebración comenzó con una breve liturgia, la que posteriormente dio paso a la apertura de las puertas del recinto por parte del Alcalde de Talca Juan Castro.

El visitar el cementerio la noche de año nuevo, que este 31 de diciembre congregó a más de dos mil 500 personas, comenzó en 1979 cuando miembros de la familia Opazo Albornoz, escalaron los muros del camposanto para visitar el sepulcro del jefe de familia Julio Opazo Silva, quien por muchos años había sido panteonero del mismo cementerio. Tal acción comenzó a ser imitada por un número creciente de talquinos de modo que en 1995, la administración del recinto decidió formalizar la actividad que se ha vuelto una marca distintiva de la ciudad durante las festividades de fin de año.

Deja un comentario

Deja un comentario