120 civiles muertos a manos del Estado Islámico en la frontera de Turquía

120 civiles muertos a manos del Estado Islámico en la frontera de Turquía

Cómo gestionar la innovación de manera exitosa en su empresa
“Cómo te verías siendo del sexo opuesto”: CPLT advierte sustracción de datos en popular aplicación de Facebook
Ex ministro Máximo Pacheco dictará clase magistral en la Universidad de Talca

Militantes del autodenominado Estado Islámico (EI) mataron a más de 120 civiles en la ciudad siria de Kobane, en la frontera con Turquía. De acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Estado Islámico “le disparó a todo lo que se movía”, después de irrumpir en la ciudad el jueves al amanecer.

Se reportó que la operación comenzó cuando los militantes detonaron un carro bomba e hicieron explotar dos bombas. En otro ataque perpetrado por la organización islámica en la ciudad Hasaka, en el noreste de Siria, 60.000 personas tuvieron que salir huyendo, indicó Naciones Unidas.

En enero, Kobane se convirtió en un símbolo de la resistencia kurda, tras el asedio de los yihadistas que duró meses y que fue repelido con éxito. El jueves, EI lanzó una ofensiva en dos frentes, después de que combatientes kurdos de la Unidad Popular de Protección cortaran una de las principales rutas de suministros del grupo yihadista, ubicada cerca de la ciudad de Raqqa, la capital de facto del “califato” de EI.

Hace un año y tras la captura de varios territorios del norte y occidente de Irak y de partes de Siria, EI anunció la creación de un “califato”.

“Mujeres y niños”

“De acuerdo con fuentes médicas y residentes de Kobane, 120 civiles fueron ejecutados por Estado Islámico en sus casas o fueron víctimas de ataques con cohetes o francotiradores”, indicó Rami Rahman, quien dirige el Observatorio. Rahman señaló que entre los cuerpos encontrados en las casas y en las calles había mujeres y niños.

null

Miles de personas han tenido que abandonar sus casas por los ataques de EI.

También indicó que se trata de una de las peores masacres perpetradas por el grupo en el país desde que la última ofensiva empezara en el verano pasado. Reportes apuntan a que algunos de los militantes se escondieron entre un grupo de refugiados que regresaba y se hicieron pasar por combatientes kurdos al vestir uniformes milicianos.

Activistas informan que los enfrentamientos entre militantes de EI y las fuerzas kurdas continúan en la ciudad. Los militantes tomaron la ciudad por sorpresa cuando lanzaron el ataque, cinco meses después de que EI fuera sacado por fuerzas kurdas tras una campaña apoyada por fuerzas aéreas de Estados Unidos. La batalla supuso una derrota simbólica para Estado Islámico.

En cuatro años de lo que va de conflicto sirio, más de 200.000 han muerto y más de 11 millones han sido obligadas a abandonar sus hogares.

 

Fuente: BBCMundo

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0