Un tercio de los adultos mayores del Maule declara sentirse no feliz

Un tercio de los adultos mayores del Maule declara sentirse no feliz

Un estudio realizado por la Universidad de Talca, como parte del proyecto PIEI-ES enfocado a los adultos mayores, reveló que un 29% se declaró como no

Vitaldent sorprenderá a los talquinos con una nueva y moderna clínica
SAR La Florida Presenta 78% de avance
Pacientes del CECOSF Villa Francia reciben sus lentes

Un estudio realizado por la Universidad de Talca, como parte del proyecto PIEI-ES enfocado a los adultos mayores, reveló que un 29% se declaró como no feliz, mientras que un 30% dijo serlo y un 40% se manifestó como medianamente feliz.

A través de una investigación que se enfocó en aproximadamente 800 adultos mayores de las treinta comunas de la Región del Maule, se midieron distintos índices relacionados a la calidad de vida subjetiva, principalmente en la satisfacción de vida cognitiva y la felicidad afectiva.

El estudio, que también se está realizando en la provincia de Guayas en Ecuador, se enfocó en indicadores de bienestar, en los que de una escala de 6 a 30 puntos, la satisfacción con la vida en un horizonte a largo plazo alcanzó 22, mientras que en el corto plazo se dedujo que un 30% de los adultos mayores se declara muy feliz y un 40% dijo que lo era medianamente.

Según explicó el académico responsable de la línea de investigación, Dr. Germán Lobos, “Este resultado es muy relevante; primero porque es preocupante constatar que un tercio de la población declara que su vida no es feliz, y segundo porque genera un amplio margen para avanzar hacia una mejor calidad de vida de la tercera edad a través de adecuadas políticas públicas; lo novedoso de esta propuesta es que podemos diseñar y proponer programas y proyectos sociales en base a indicadores subjetivos de calidad de vida, esto significa incluir en las propuestas lo que las personas mayores necesitan y también desean”.

Otra de las áreas que se midieron en el estudio, fue un tema primordial para los adultos mayores, que es la salud. En este aspecto, la mayoría de las personas entrevistadas, específicamente un 80%, piensa que su estado de salud es bueno o regular. En esta misma línea, se midió el índice de días no saludables, revelando que en un total de 6 días las personas manifestaron que no tuvieron buena salud física o psicológica durante los últimos 30 días; situación que en Guayas, Ecuador, arrojó la cifra de 8 días, por lo que este índice es más bajo en la Región del Maule.

También se pudo observar en la investigación, que otra de las variables que influyeron en la satisfacción de vida fue el género, puesto que los hombres se manifestaron menos satisfechos con sus vidas que las mujeres y que la cantidad de bienes en el hogar es un reflejo de la satisfacción, “Mientras más bienes hay en el hogar, considerando una canasta de diez bienes fundamentales para la vida diaria, mayor satisfacción con la vida”, comentó Lobos.

En este aspecto, se determinó que la cobertura de bienes fundamentales es alta, pues un 90% cuenta con lavadora y refrigerador, mientras que un 80% manifestó poseer calefon, siendo los indicadores más bajos en los computadores y en Internet, donde un 26,5% dijo tener un PC y un 18,9% reveló que tenía Internet, esto incluyendo a la población urbana y rural.

Otro punto importante que midió la investigación dio cuenta de los bajos niveles de educación en el segmento del adulto mayor, en el que un 8% se declaró sin educación y un 90% dijo haber completado la enseñanza media, lo que es un nivel bajo en general. Además solo un 5% de los entrevistados corresponde al estrato ABC1 y la mayoría se concentra en el estrato D, en donde hay un 47,6%.

Respecto a la importancia de estos datos, el académico de la Universidad de Talca, Dr. German Lobos, destacó que, “Es muy importante generar propuestas orientadas a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, ya sea mediante una mayor cobertura y calidad de los servicios de salud pública, el fomento de mejores estilos de vida en relación al consumo de alimentos, y en la generación de espacios para hacer más familia y sólidas redes sociales. Esta es la forma de contribuir a mejorar el bienestar de las personas mayores tanto en sus aspectos cognitivos como afectivos”.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0