¡Tu cabeza te engaña! Como te ves, no es como en verdad eres

¿Qué es lo primero que miras de tu cuerpo cuando te encuentras frente a un espejo? Lamentablemente, la mayoría de las mujeres ten

Barbie Ferreira, conoce a la modelo no tradicional que arrasa en internet
Las profesiones más atractivas según Tinder
6 consejos para conservar tu ropa en perfecto estado

girl-power-segui-estos-trucos-y-te-convertiras-en-una-mujer-segura-de-si-misma-1

¿Qué es lo primero que miras de tu cuerpo cuando te encuentras frente a un espejo?

Lamentablemente, la mayoría de las mujeres tendemos a centrar nuestros ojos hacia nuestras ”imperfecciones” o las zonas que deseamos cambiar.

Malos pensamientos

Te quedas allí parada, pensando cuánto te gustaría poder cambiar eso, o la envidia que les tienes a las chicas que no tienen ese ”problema”. Si te sientes identificada con esta horrible costumbre, no eres la única. En lugar de escuchar a los demás cuando nos dicen lo bien que nos vemos, preferimos prestarle más atención a nuestra voz interior que lo único que hace es enviar pensamientos negativos.

A menudo, escuchamos cómo nuestras amigas se quejan de sus cuerpos o exclaman cosas como ”Debería volver a ponerme en forma, me veo horrible” y lo peor de todo es que en lugar de convencerlas de que se ven geniales como están, repetimos lo mismo sobre nosotras, como una manera de apoyar esa forma de pensar de que el problema está en nuestros cuerpos.

No son tu cuerpo ni tu cara los que tienen que cambiar

Pero lo más grave es que no está en nuestro cuerpo, querer estar en forma está muy bien, ya que es saludable, pero la obsesión por querer cambiar cómo somos es el verdadero problema.

Estamos mentalmente entrenadas para vernos de una manera en la que no nos gustamos. Con los bombardeos que recibimos por parte de los estándares sociales, nuestra cabeza reúne mucha información (demasiada) sobre cómo deberíamos vernos.

Claro, es muy fácil luego de usar Photoshop para la portada de una revista, exigir que todas nos veamos así, pero ¿acaso es física y humanamente posible estar así de hermosa, bronceada, delgada y lo más importante: también ser feliz? Lo dudo.

¿Estamos seguras de que queremos esa belleza?

Lamentablemente, lo único que nos llega a nosotras de todo lo que hay detrás de esa fotografía de la modelo es lo fabulosa que se ve, porque es innegable que se ve fantástica (por fuera).

Entonces, nuestra cabeza automáticamente se compara con ella, y atacamos todas nuestras partes del cuerpo que no se parecen a ella. Es un hábito que se vuelve muy normal y fácil de adquirir, y nuestra imagen sobre nosotras mismas puede distorsionarse por completo y resultar en grandes problemáticas.

La única verdad: La clave para ser encantadora: belleza interior

Presta atención a quienes te aman

Es hora de que escuchemos más a nuestros seres queridos y a todo lo bueno que tienen para decirnos. De este modo, conoceremos nuevos caminos de autopercepción.

Recuerda: el modo en que entrenemos nuestra cabeza determinará cómo nos veremos; si estamos alertas a todo lo que no nos gusta de nosotras, siempre encontraremos algo que nos disguste.

Y también es muy importante que olvidemos todos los estereotipos de belleza que nos imponen, no adecuarnos a ellos, porque lo único que vamos a obtener de ello es mucho sufrimiento y frustración.

La belleza que de verdad importa

¿Quieres tener un trasero perfecto? De acuerdo, pero hazlo también por tu salud y no porque ”repudias” el que tienes. Porque nunca será suficiente, una vez que lo alcances, encontrarás algo más que no te guste. Si no aprendes a amarte como eres, siempre habrá algo con lo que estarás desconforme.

Recuerda, la belleza interior es la más esencial: solo siendo una buena persona, amándote a ti misma y aceptándote tal y como eres lograrás estar feliz contigo misma. No hay nada de malo en que quieras recortar tu cabello, maquillarte o fortalecer tu trasero, pero si no empiezas por dentro, todo lo demás será en vano.

Powered by WPeMatico

COMENTARIOS