Termoeléctrica los Robles y otros efectos medioambientales

Inaugura Punto Limpio de Reciclaje que mejorará la vida y el turismo en Pellines
Municipalidad de Parral preocupada por pronta puesta en marcha de nueva Planta de Revisión Técnica
Viviendas de madera resistentes al fuego, la novedad en reconstrucción del Maule

Los daños, más allá del inmediato.-

El viento al cambiar de dirección entre el día y la noche, sobre la superficie, no sólo arrastrará partículas contaminantes hacia el continente; sino también arrojará esta contaminación sobre la superficie del mar.-

Variación diurna de la velocidad del viento en superficie.-
En la proximidad de las montañas, en los valles, cerca de las costas, se observan durante el día y por la noche variaciones notables de la velocidad del viento en superficie, Es lo que se llama variación diurna del viento en superficie. En el interior de los continentes, aún siendo la naturaleza del terreno muy semejante, se observa a menudo una notable variación de la velocidad del viento en el transcurso del día. Alcanza su máximo entre el mediodía y la caída de la tarde a causa de la transferencia de la cantidad de movimiento por la convección de las capas superiores de la atmósfera hacia las capas bajas. Cuando al final de la tarde a causa de la transferencia de la cantidad de movimiento por la convección de las capas superiores de la atmósfera hacia las capas bajas. Cuando al final de la tarde, desciende la temperatura, la convección disminuye y el viento también alcanza su mínimo hacia el alba.

Las presiones reducidas al nivel del mar ,con mediciones en dos partes diferentes, por lo general son distintas. El gradiente de presión es el índice de variación de la presión en relación con la distancia horizontal, contada desde las altas presiones hacia las bajas.

En el sentido del gradiente de presión se ejerce una fuerza sobre cada partícula de aire y se podría esperar que se viera el desplazamiento de las partículas de aire desde las altas hacia las bajas presiones, sin embargo en la realidad el aire se desplaza raramente en esta dirección.
A lo anterior, se debe tomar en cuenta el siguiente efecto, relacionado con la rotación terrestre. Un observador en pié sobre la superficie de la tierra gira en realidad con ella, por efecto de rotación de la misma. El aire en movimiento parece sufrir una desviación. El llamado Efecto de Coriolis.

La fuerza de Coriolis, que efectúa sobre el aire. Su valor es proporcional a la realidad del viento con relación a la superficie terrestre y para una misma velocidad, varía con la latitud ;nula en el ecuador, tiene su máximo en los polos.

En el hemisferio norte, la fuerza de Coriolis desvía el aire hacia la derecha colocándose en el sentido del movimiento. En el hemisferio sur, la desviaciones se dirigen hacia la izquierda.
Otra fuerza que actúa sobre la partícula de aire es el rozamiento. Existe, siempre que el aire está en movimiento relativo, sea con respecto a la superficie terrestre, sea con relación a las capas de aire adyacentes. Se dirige en sentido inverso al movimiento relativo.

La fuerza de rozamiento tiene su mayor valor cerca de la superficie terrestre y el aire está en movimiento relativo, sea con respecto a la superficie terrestre, sea con relación a las capas de aire adyacentes. Se dirige en sentido inverso al movimiento relativo.
La fuerza de rozamiento tiene su mayor valor cerca de la superficie terrestre y el aire que alcanza un kilómetro, aproximadamente, se dice que está en la capa de rozamiento o capa límite. Por encima de la capa límite el rozamiento es despreciable a menudo. Es la atmósfera libre.

Viento del gradiente.-
Considérese de nuevo el movimiento de una partícula de aire que se desplaza horizontalmente a velocidad constante en una región donde el rozamiento es despreciable.

Pero supóngase ahora que la fuerza de Coriolis y la fuerza del gradiente de presión no se equilibran. En estas condiciones, el movimiento se curva hacia la derecha o izquierda.

A una latitud dada, siguiendo la velocidad del viento, la fuerza de Coriolis puede ser más grande o más pequeña que la fuerza del gradiente de presión.

En el hemisferio norte, el movimiento alrededor de una baja se realiza en sentido inverso al de las agujas del reloj, porque la fuerza de Coriolis se dirige hacia la derecha del viento. En el hemisferio sur, por el contrario, al movimiento se realiza en el sentido de las agujas del reloj. Sin embargo, en uno y otro caso el movimiento se llama ciclónico.

La dirección del viento en superficie no es paralela a las isobaras a causa del rozamiento. La reducción de la fuerza de Coriolis resultante de la disminución de la velocidad del viento hace que la fuerza del gradiente de presión arrastre el aire oblicuamente a las isobaras, desde las altas a las bajas presiones. El rozamiento puede provocar así un flujo que atraviese las isobaras con un ángulo de 30º aproximadamente, en tierra y 10º sobre el mar.

Los efectos del rozamiento tienen su máximo en el suelo, donde el viento sopla sobre una superficie rugosa y llega a la turbulencia. Dichos efectos decrecen rápidamente con la altitud para hacerse despreciables al final de la capa límite, aproximadamente a un kilómetro de altura.
En relación a las masas de aire, en forma simplificada no incluye más que dos masas de aire; una masa de aire tropical caliente y una masa fría de aire polar. Esto es casi exacto en la media y alta tropósfera. Sin embargo, en la baja tropósfera la realidad es mucho más compleja.
Esta complejidad proviene de dos causas principales. La primera estriba en que la circulación en las capas bajas es en si mucho más compleja y en ella, temporal o transitoriamente, se forman masas de aire con frentes aislados y a menudo efímeros.

En segundo lugar, los continentes y los océanos comunican propiedades diferentes al aire que está encima. Por lo tanto, resultan masas de aire diferentes,, de una forma más marcada en las capas bajas que en los niveles altos.

Una clasificación secundaria tiene en consideración las diferencias de humedad entre dos masas de aire. El aire de origen oceánico contiene mucho vapor de agua y se le llama masa de aire marítimo, mientras que una masa de aire formada sobre una superficie continental es relativamente seca y por eso se le designa con el nombre de masa de aire continental.

Sin embargo, las masas de aire, cuando dejan su región de origen, sufren modificaciones. El aire frío que pasa sobre una superficie cálida se calienta por la base. Inversamente el aire cálido pierde calor cuando se desplaza sobre una superficie más fría.

Estas modificaciones de temperatura actúan sobre el gradiente vertical y, por consecuencia, sobre la estabilidad. Cuando el aire se vuelve inestable, el vapor de agua es llevado a niveles más altos. Por el contrario, la formación de una inversión de temperatura puede impedir la transferencia vertical del vapor de agua.

Evolución de las masas de aire

Cuando una masa de aire se desplaza sobre una superficie más cálida que ella, se calienta por su base. Entonces, la inestabilidad térmica se desarrolla en las capas bajas y luego se extiende hacia arriba. Si el aire inicialmente contenía inversiones, estas se destruyen y se establece uniformemente en la baja tropósfera un fuerte gradiente de temperatura.

Si la masa de aire se desplaza sobre el agua, su humedad aumenta. La convección transporta el vapor de agua a niveles más altos donde se condensa formando nubes cumuliformes. Pueden originarse sucesivamente Cumulus, grandes cumulus y Cumulonimbus, acompañados eventualmente de chubascos e incluso tormentas.

Si la masa de aire de desplaza sobre el continente absorbe menos humedad y la formación de nubes convectivas se retrasa hasta que el calentamiento en la base extiende la inestabilidad a altitudes mayores.
Por el contrario, una masa de aire al desplazarse sobre una superficie más fría que ella, la pérdida de calor en las capas bajas la vuelve más estable, lo que puede impedir completamente la convección.
El enfriamiento en la base provoca la formación de una capa de aire frío en superficie. Sin embargo, el aire situado sobre la inversión no experimenta, en su conjunto, ninguna modificación, salvo por el enfriamiento lento causado por la radiación hacia el espacio. Eventualmente, el aire cerca de la superficie puede enfriarse por debajo de su punto de rocío y existe la posibilidad de formación de nieblas o de estratus; también se puede producir mala visibilidad y quizá llovizna.
En relación a los frentes

En el transcurso de la evolución normal de una perturbación, el frente frío tiende a alcanzar al frente caliente. Hay entonces oclusión y el sector caliente es empujado cada vez a mayor altitud.

La información anterior , concluye en un análisis peligrosamente contaminante, desde el punto de vista, de la puesta en marcha de la “CENTRAL TERMOELECTRICA LOS ROBLES”.-

Como podemos determinar, el viento en superficie no sigue patrones fijos de comportamiento, lo que no permite desde ningún punto de vista técnico o científico, establecer corredores de contaminación por efecto del viento en superficie.

Las medidas adoptadas según la DIA presentada, carece de contexto técnico, científico y real, al suponer que la instalación de un sistema de mallas que se supone atraparían el polvillo de carbón levantado por el viento.

¿Qué sucederá con las partículas de carbón me micronaje menor que las aberturas de las mallas?.

¿Qué sucederá al atardecer, cuando el viento sopla de continente a mar?, Como recogeran todo ese material particulado que se depositará sobre el mar?
¿ que sucederá cuando el efecto Coriolis se presente con mayor actividad en la zona y las mallas no sirvan absolutamente de nada?
Por otro lado está el efecto inmediato y a corto plazo de la contaminación de zonas no inmediatas a la zona en la cual la termoeléctrica será instalada.

De acuerdo a los datos antes señalados, el paso de una masa de aire frío, proveniente del océano, con una humedad relativa alta, proveniente del océano, va a recoger todas las partículas de menor micronaje suspendidas en el aire, más las emitidas por las chimeneas, producto de la combustión del carbón. Esta masa de aire frío conteniendo esta contaminación ácida, al entrar al continente, el que se encuentra a mayor temperatura, provocará una convección a mayores alturas, hasta llegar a la tropósfera.
Por lo tanto, las partículas de menor micronaje y más livianas, llegan a la alta tropósfera y pasan a formar parte de las nubes cargadas de agua.

Las masas de aire que han recogido el material particulado de menor micronaje, toman altura por la convección relacionada con el aumento de la temperatura de su base, en la intrusión hacia el continente.
A esto se debe sumar que la cordillera de la costa, actúa como un verdadero trampolín, para estas masas de aire, ganando más altura y por ende penetrando más en el continente.

De lo anterior, desprendemos la siguiente conclusión:

La lluvia ácida es transportada por las masas de aire que se forman en el borde costero, donde la Termoeléctrica Los Robles estará emplazada.

Esta dinámica, lleva estas precipitaciones a los sectores interiores de la séptima región, afectando principalmente los valles de Pencahue, en donde Grandes viñedos de Concha y Toro y San Pedro, serán afectados, más un sinnúmero de menores productores.

Los productores de Olivos que están iniciando sus producciones en la zona también serán afectados en su producción.

Esta lluvia ácida afectará hasta las zonas de Molina, Romeral y Molina, en donde se encuentran los viñedos más grandes del país.
Los carbohidratos, sulfuros, fósforos y otra serie de contaminación que provocará esta lluvia ácida, provocará grandes pérdidas a estos sectores.

Este es un tema que no se a mencionado y las Asociaciones de productores de vinos y aceite, más pequeños y medianos productores, deben de tener en cuenta el daño que va a llegar con esta central termoeléctrica.
Esto me recuerda el concepto llamado EFECTO MARIPOSA.

Por Mario Carrasco, Meteorólogo

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0