Te Deum de fiestas patrias en Talca y Curicó

Barítono egresado de la UTALCA ingresa a Academia de La Scala
Exitosa jornada de limpieza de playas en Constitución
Autoridades difunden “Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo” en el Maule

Con ocasión de celebrarse los 199 años de la Primera Junta de Gobierno, hecho acaecido en 1810 y que fue la primera expresión en pos de lograr la independencia nacional, este 18 de septiembre se celebrará el Te Deum de Fiestas Patrias.

En Talca, esta celebración se realizará en el Templo Catedral el viernes 18 de septiembre, a las 11:00 horas, y será presidida por Monseñor Horacio Valenzuela Abarca, Obispo de Talca.

En la ciudad de Curicó la celebración litúrgica del Te Deum se efectuará en la Parroquia San José de la Matriz, el sábado 19 de septiembre, a contar de las 11 de la mañana. Esta ceremonia la presidirá el Vicario de Curicó, Padre Mauricio Jacques Sánchez.

Historia del Te Deum

Chile es uno de los pocos países del mundo que celebra un Te Deum con motivo de su fiesta nacional. En nuestro continente se realizan celebraciones similares en Argentina y Perú.
La palabra Te Deum significa “A ti, oh Dios te alabamos”, y son las primeras palabras de este Cántico de Alabanza. El Te Deum se celebra tradicionalmente en Chile desde 1811, año en que José Miguel Carrera pidió a la autoridad eclesiástica de la época que celebrara una Acción de Gracias para conmemorar el primer aniversario de la Junta Nacional de Gobierno.
En sus primeros años el Te Deum se celebraba al final de la Misa. Sólo a partir de 1870, a petición del entonces Ministro de Culto, Miguel Luis Amunátegui, se comenzó a celebrar sin Eucaristía. Hay que recordar que en aquel tiempo los fieles que comulgaban debían permanecer en ayuno por varias horas. Por esta razón, la solicitud fue acogida por el Arzobispo de Santiago, monseñor Rafael Valdivieso, y por el Cabildo Metropolitano.
Desde el año 1971 el Te Deum tiene carácter ecuménico. Ese año el entonces Arzobispo de Santiago, Cardenal Raúl Silva Henríquez, invitó a obispos y pastores de otras Iglesias cristianas a participar con sus oraciones en esta ceremonia, accediendo así a una solicitud del entonces Presidente de la República, Salvador Allende, quien al asumir el cargo, en noviembre de 1970, pidió a la autoridad eclesiástica que tuviera este carácter.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0