Subsecretaría de salud pública recorrió zona afectada por ola polar

Funcionarios del Hospital de Curicó sorprendieron a pacientes con regalos y villancicos de navidad
Crean dispositivos tecnológicos para solucionar problemas de salud
Aprobaron recursos para diseño de nuevo hospital de Parral

Hasta la posta de salud rural “Vilches Centro”, en la comuna de San Clemente, llegó la Subsecretaria de Salud Pública para verificar la situación generada por la ola de frío y entregar diversos insumos para los habitantes del sector.

El Ministro de Salud, Jaime Mañalich y los Subsecretarios de Salud Pública, Liliana Jadue, y de Redes Asistenciales, Luis Castillo, se desplegaron durante el fin de semana, a diversas zonas afectadas por la ola polar en las regiones de La Araucanía, Biobío y Maule.

Por su parte, Jadue visitó la localidad de Vilches, en la comuna de San Clemente, donde se reunió con los habitantes del sector y recorrió la posta del lugar. En la localidad hay personas aisladas a raíz de las intensas nevazones. La autoridad comprobó cómo se han intensificado las rondas médicas del programa “Salud en Terreno”, que busca apoyar a los habitantes de las zonas que resultaron más dañadas por el terremoto de febrero pasado y se interiorizó de las necesidades de los lugareños. Así también, destacó lo importante del despliegue de las autoridades en las zonas afectadas, primero por la catástrofe y ahora por la ola polar.

Consultada por el sentido de la visita, Jadue dijo que “es nuestra obligación acompañar a la comunidad, preguntar por sus necesidades, el presidente Piñera nos ha pedido trabajar 24 horas los siete días de la semana y tenemos que conocer en terreno qué pasa con la ciudadanía. Hemos traído algunos insumos y material educativo para que las personas se cuiden del frío y evitemos las enfermedades invernales”, manifestó.
Respecto a la labor de los Seremis de Salud, reafirmó que todos se encuentran preparados para ejecutar las acciones que sean necesarias para asegurar la salud de la población.

En tanto, la Autoridad Sanitaria Regional, Osvaldo Palma aseguró que “este es un invierno duro, tal vez el más duro de los últimos años y siempre es bueno que las autoridades sepan en terreno lo que está pasando. La reacción de la gente demostró que se valora este esfuerzo del gobierno por estar cerca de ellos”.

La Subsecretaria estuvo acompañada en la visita por el gobernador de la provincia de Talca, José Antonio Arellano; el alcalde de San Clemente, Oscar Gálvez; el Seremi de Salud, Osvaldo Palma y el director (s) del Servicio de Salud del Maule, Mario Castro.

RECOMENDACIONES SANITARIAS PARA ENFRENTAR LA OLA POLAR

Las principales medidas de autocuidado para evitar el contagio de infecciones respiratorias son: lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o alcohol gel, evitar los cambios bruscos de temperatura, evitar el exceso de abrigo en ambientes calefaccionados o la falta de abrigo en ambientes abiertos, no acudir a lugares cerrados o con alto flujo de personas, evitar el contacto con personas enfermas. Si está enfermo quédese en casa y evite contagiar a otros, especialmente a lactantes y adultos mayores.

Igualmente se recomienda cubrirse la boca con el antebrazo al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y luego de usarlos botarlos en un papelero, hidratarse adecuadamente, consumir al menos cuatro vasos de agua al día.

En invierno consuma frutas y verduras que contengan vitaminas A y C como naranjas, manzanas, kiwis, limones, espinaca, espárragos y cebollas, entre otras.

PARA MANTENER AMBIENTES LIBRES DE CONTAMINACIÓN

Ventile diariamente las habitaciones durante 10 minutos. Utilice preferentemente estufas eléctricas o a gas. Si no cuenta con éstas, cambie las mechas de las estufas a parafina cada invierno; encienda y apague siempre estufas a parafina y braceros en el exterior. No fume al interior de las casas.

No queme basuras ni hojas, tanto en la calle como en las viviendas. No encienda chimeneas en zonas declaradas saturadas por contaminación ambiental.

Consulte en su Centro de Salud si su hijo menor de un año presenta los siguientes síntomas: Respira rápido y con dificultad, tiene quejido y se le hunden las costillas al respirar, está muy decaído y deja de amamantar o alimentarse, tiene tos y fiebre superior a 38,5° por más de dos días, presenta irritabilidad o dificultad para dormir.

Los niños mayores de un año y los adultos deben asistir a su consultorio más cercano si presentan: tos, flema, ruidos al pecho, fiebre sobre 38°.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0