Sociedad Médica de Santiago premia investigación de la UTALCA en ámbito cardiovascular

Superintendencia de Salud orienta: ¿Qué cubre el Auge/Ges a menores de 15 años con cáncer?
Casos de listeria ponen en alerta a la industria agroalimentaria
Universidad de Talca inaugura el Laboratorio Preclínico de Odontología más avanzado del país

Por su contribución a la salud pública nacional, los investigadores de la Universidad de Talca que participaron en el estudio destinado a adaptar las tablas de riesgo cardiovascular a las características de la población chilena, recibirán el premio “Ramón Corbalán”, otorgado por la Sociedad Médica de Santiago.
El trabajo merecedor de este reconocimiento, que realizó el Programa de Investigación en Factores de Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares (PIFRECV) de la Corporación, fue publicado en 2009 por la Revista Médica de Chile, indexada a ISI (Instituto para la Información Científica) y su producto ya está incorporado al Programa de Salud Cardiovascular del ministerio.

Según informó la investigadora responsable del proyecto, Gloria Icaza, la entrega del premio se llevará a efecto el 15 de octubre, en Viña del Mar, durante la asamblea anual de ambas sociedades. “La carta en la que nos comunican la decisión de otorgarnos el premio del presidente de ambas sociedades, Héctor Ugalde, está dirigida a mí, pero es para todo el grupo que conforman Verónica Mujica; Loreto Núñez; Iván Palomo; el profesor visitante Jaume Marrugat, Ana Luisa Jiménez; la jefa del Departamento de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud, María Cristina Escobar, y la estadístico Paulina Pérez”, acotó.

El proyecto recibió financiamiento del Fondo de Salud (FONIS) y se concretó con especial interés del ministerio, a fin de generar tablas propias de riesgo cardiovascular, en reemplazo del modelo estadounidense que se aplicaba en Chile. Según Gloria Icaza, este estudio, denominado de Bramingham, representaba una sobrestimación del riesgo, puesto que si bien las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en nuestro país, la mortalidad es menor que en Estados Unidos y se puede comparar con la realidad española. “Las tablas establecen diferentes grados de riesgo: bajo medio, alto y muy alto. Son una herramienta que permite tomar decisiones clínicas y políticas, pero no son una panacea, no es posible tener un test de diagnóstico como el papanicolau”, señaló, junto con indicar que la carencia de datos dificulta la realización de este tipo de estudios.
Los investigadores de la Universidad de Talca trabajaron principalmente con los datos provenientes de la Encuesta Nacional de Salud publicados en 2003 y efectuaron aproximaciones. “Lo mínimo es hacer estudios de 10 mil personas durante cinco años y es importante que alguien se dé cuenta de esto para entender qué nos pasa a los chilenos”, dijo, refiriéndose a la complejidad del tema, en el que influyen factores genéticos, estilos de vida y factores de riesgo como hipertensión, diabetes mellitus y colesterol alto.
No obstante esta limitación, el estudio permitió contar con una herramienta más adecuada y dio paso a un nuevo proyecto de validación de las tablas que se desarrolla en conjunto con la Universidad de Los Andes.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0