Servicio militar en familia, la otra cara de la instrucción

Hace 2 semanas que 470 jóvenes maulinos ingresaron a realizar voluntariamente su servicio militar, 40 de ellos son mujeres, los que pudieron disfrutar de un día con sus familias en las dependencias del ejército.

Gobernación de Talca entrega tarjetas para uniformes escolares
Benefician a personas privadas de libertad de los Penales de Talca y Cauquenes con Bibliotecas Públicas
MOP anuncia importantes obras de infraestructura para la comuna de San Clemente

Hace exactamente 13 dias que 470 jóvenes de la región del Maule, hombres y mujeres, empezaron a realizar el servicio militar, la diferencia a otros años, es que todos los ingresos fueron voluntarios, algunos con la finalidad de de servir a su pais y otros con el deseo de comenzar una carrera en las filas militares.

Para algunos, el servicio militar es causa de rechazo, tener una instrucción militar en momentos donde la paz con los paises vecinos es de absoluta normalidad es perder el tiempo, para otros, es  la única oportunidad para realizarse como persona,  servir al pais, y poder optar a una mejor calidad de vida.

Eran las once de la mañana de ayer domingo y en el regimiento de infanteria nº 16 de Talca habia un aire de expectación, los concriptos formados, botas lustradas, y con su teñida de instrucción intacta, aguardaban en la entrada del regimiento por donde ingresarian familiares y amigos, la razón: un dia de esparcimiento donde la familia conoceria el regimiento y a los oficiales a cargo de sus hijos, los que sin problemas atendieron todas las dudas de muchos padres que aceptaron a regañadientes que sus hijos se inscribieran como voluntarios.

Desde hace 3 años que el servicio militar, en las diferentes ramas de las fuerzas armadas, ha sido voluntario en un 100%, según el Teniente Yañez, encargado de comunicaciones del regimiento nº 16 de Talca, esto se debe a que los jóvenes han encontrado en el servicio militar, oportunidades que en algunos casos, por su condición económica, no podrian darse.

img_3467

La vida del soldado dentro del regimiento parte a las 5:30 de la mañama, luego de realizar su aseo personal, ordenar sus literas, acuden al rancho, lugar donde toman desayuno, para luego dirigirse a las salas de clases, donde el 25% de los soldados está terminando su educación media, realizando tercero o cuarto medio.

La actividad física es uno de los pilares fundamentales de los primeros dias de acuartelamiento, ya que tienen que estar en óptimas condiciones para empezar una instrucción militar en campaña.

Pero no todo es correr y gritar, los soldados cuentan con un casino de juegos, donde se recrean con juegos de video, taca-taca, pin-pon, una sala de cine acondicionada para todo el regimiento, donde tienen tardes de películas. Ademas de esto, el regimiento cuenta con cancha de fútbol y de tenis.

Según el Cabo Guerrero, oficial de la segunda compañia andina, “el servicio ha pasado a ser parte de la familia del soldado, yo personalmente visito a las familias de mis soldados para ver como andan las cosas en la casa, si tienen algún problema en el cual el ejercito pueda ayudar, o simplemente para contarles sobre su hijo. Estamos todos los dias con los soldados, por lo que la convivencia va mas allá de lo militar”.

Los conscriptos que realizan su servicio militar pueden optar a terminar sus estudios medios, tener una formación técnico-profesional impartida por centros de formación técnica, el sence o las escuelas matrices de las fuerzas armadas, tener la posibilidad de optar a la modalidad de soldado profesional o postular a alguna de las F.F.A.A.

El dia terminó con un desfile que fue aplaudido por los cientos de personas que concurrieron a visitar a sus hijos, hermanos, primos o amigos.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0