Senadora Rincón lamenta silencio de Gobierno sobre transgénicos

Inédito proyecto para fomentar “supermercados de la leña” será votado por el CORE
Partido País se inscribió oficialmente en el Servel
MOP y CCHC gestionan más maquinaria pesada para combatir incendios forestales

Parlamentaria solicitó mediante carta al Presidente el retiro de la moción sustitutiva a la ley de transgénicos y eliminación de la urgencia al proyecto de obtentores vegetales para garantizar una discusión profunda e informada sobre una materia altamente sensible. “Sin embargo, hasta ahora la respuesta brilla por su ausencia, lo que nos preocupa enormemente”, aseguró
Su preocupación por el silencio del gobierno ante los emplazamientos de diversas organizaciones sociales y ambientales, así como de parlamentarios de las más diversas tendencias, para garantizar una discusión profunda e informada sobre la incorporación de los transgénicos al país, manifestó la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, quien hace sólo unos días hizo llegar al Presidente Piñera una carta pidiendo gestos concretos del Ejecutivo en esta línea.

Al respecto, insistió en que es necesario que el ejecutivo dé garantías de un debate amplio a fondo y sin apuros, razón por la cual insistió en que el Gobierno retire la moción sustitutiva a la ley de transgénicos y quite la urgencia al proyecto de obtentores vegetales.
“Nosotros queremos que se discuta en forma abierta, pública y transversal con información a la ciudadanía y a los parlamentarios sobre las consecuencias de tomar una medida tan grave como esta. Hay intereses detrás de estos proyectos de transgénicos y queremos que se transparenten a la comunidad, por eso junto al Senador Navarro hemos aceptado el desafío que nos plantearon organizaciones sociales, expertos y científicos para hacerle ver al Presidente que hay dos visiones sobre este tema y que es importante que nos dé los tiempos necesarios para legislar, que no nos apure. Por eso pedimos gestos del Gobierno como el retiro de la moción sustitutiva a la ley de transgénicos y la eliminación de la urgencia al proyecto de obtentores vegetales. Sin embargo, el Gobierno mantiene un silencio peligroso y la respuesta brilla por su ausencia”, aseguró la parlamentaria.
Añadió que en las actuales condiciones el proyecto de ley de transgénicos beneficia sólo a las corporaciones ligadas a los negocios de semillas y plaguicidas, por lo que su aprobación tendría consecuencias tanto para la salud de las personas como para la biodiversidad, por lo que a su juicio es impresentable legislar sin darse el tiempo necesario para estudiar y debatir.

La legisladora dijo que es necesario escuchar a la comunidad organizada, que tras un Cabildo Ciudadano en Chillán Viejo propuso una Moratoria para de al menos cinco años, periodo suficiente para legislar adecuadamente sobre este tema. “Necesitamos investigaciones independientes que prueben de manera fehaciente que los vegetales genéticamente modificados no generan impactos negativos de significación en la salud de las personas, en el ambiente y en la producción campesina convencional, agroecológica y orgánica, pero también que el Estado de Chile suscriba el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología y creemos que cinco años es un buen plazo para avanzar en ambos sentidos y tomar las mejores decisiones”, aseguró.

Para la Senadora, así como el Gobierno apuesta por liberalizar los cultivos de transgénicos, también debe demostrar con hechos concretos su preocupación por resguardar los cultivos tradicionales, toda vez que queda sólo en manos del Ministerio de Agricultura la posibilidad de declarar sitios centros de origen y de diversidad para cuidar ciertos recursos.

“Tenemos que evitar lo que ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos donde agricultores orgánicos demandaron a uno de los mayores productores de semillas genéticamente modificadas, por la contaminación de sus predios. Es necesario que la gente sepa que mientras en el mundo suman y siguen las denuncias contra los transgénicos, en Chile el Gobierno apuesta por su desarrollo. Por esta razón, los propios agricultores y la Sociedad Civil tienen mucho que decir, porque tienen el derecho de decidir cómo se va producir en sus predios y eso la legislación propuesta por el Gobierno no lo contempla como tampoco considera la protección y desarrollo de la agricultura orgánica y convencional libre de transgénicos”, aseguró la parlamentaria.

Al respecto, aseguró que no hay en la propuesta del Gobierno un sistema de protección y compensación por la contaminación de cultivos y por la pérdida de certificación orgánica.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0