Senadora Rincón: “La emergencia no se termina con un decreto”

Diputado Ceroni reitera necesidad de contar con un tren regional entre Curicó y Parral
Presentan querella por presunto secuestro de infante desde Hospital de Talca
Ofician a Google por correos borrados en caso CTS-Juan Castro

Con incredulidad primero y molestia después, reaccionaron diversas autoridades de la Región del Maule tras el anuncio presidencial de que la emergencia post terremoto concluyó, lo que a juicio de la Senadora Ximena Rincón es un acto comunicacional que no se sostiene al ver en terreno las dramáticas condiciones en que viven miles de habitantes de las comunas más afectadas por la catástrofe del 27 de febrero pasado.

“El presidente Piñera no puede pretender terminar con la emergencia por decreto en un acto comunicacional, porque el Maule sur todavía está sufriendo”, aseguró la Senadora, quien lamentó que el mandatario no cuente con la información real de lo que ocurre en el país, razón por la cual junto a los alcaldes de San Javier, Retiro y Parral, llamó al mandatario a redoblar los esfuerzos y no hacer anuncios que no tienen asidero en la realidad.

Agregó que si el Presidente cree en los datos que se le están haciendo llegar, va a seguir cometiendo errores y, lo que es más grave, va a disminuir la ayuda. Al respecto, dijo que hace sólo unos días, se informó que la necesidad de mediaguas estaba satisfecha en un 55 por ciento, en circunstancias que la cifra real en las comunas más afectadas no alcanza siquiera al 25 por ciento.

“Necesitamos mediaguas con urgencia, porque en los sectores rurales todavía tenemos familias durmiendo en carpas, establos o gallineros, pero también necesitamos recursos para tareas que siguen siendo deficitarias, como el retiro y disposición final de escombros”, señaló.

SAN JAVIER

El alcalde de San Javier, Pedro Fernández, sostuvo enfáticamente que la emergencia en su comuna de 39 mil habitantes está lejos de concluir, sobre todo en las zonas rurales y de difícil acceso. Añadió que su municipalidad requiere y pidió al Gobierno dos mil viviendas de emergencia, pero que sólo ha recibido un diez por ciento de esa cifra.

“Hay vastos sectores de la zona del secano a los que no se ha llegado con viviendas de emergencia, por lo que tenemos muchas familias viviendo en carpas, viviendas improvisadas con material de deshecho, galpones, gallineros o como allegados en casa de algún familiar o vecino”, aseguró el edil, quien lamentó que otras tantas familias decidieron escapar del frío y volver a sus casas seriamente dañadas, con el evidente riesgo que ello implica.

Fernández también cuestionó la calidad decreciente de las mediaguas, las que en un principio eran de madera seca tinglada y techos de zinc, mientras que hoy se reciben viviendas húmedas, con paneles y pisos de tapas disparejas y techumbre con planchas de “ondulina”, producto similar a la fonolita, las que el municipio rechazó por considerar que vulneran la dignidad de las familias.

Otro punto que preocupa es el proceso de reconstrucción de viviendas definitivas, porque las empresas están priorizando las zonas más densamente pobladas, por lo que las familias de zonas apartadas y las que necesitan acceder a subsidio de reparación, no tienen como hacerlo.

RETIRO

A su vez, el alcalde de Retiro, Patricio Contreras, también reconoció la escasez de mediaguas en su comuna, situación que se ve agravada por la falta de camiones en el municipio sin que hasta el momento el gobierno central haya enviado recursos para la contratación del servicio de transporte, situación que se repite en el retiro de escombros.

“Nuestra comuna fue fuertemente afectada por el terremoto. Gran parte de nuestras calles quedaron destruidas, las copas de agua que abastecen al radio urbano están en el suelo, lo mismo que en varios sectores rurales y no hemos tenido siquiera un pronunciamiento del Gobierno sobre la forma en que vamos a recuperar esta infraestructura y menos cuándo esto va a suceder”, denunció el alcalde de Retiro, quien llamó a los medios de comunicación a que centren las responsabilidades de la reconstrucción en el Gobierno y no en los municipios, que hoy no tienen recursos ni personal para enfrentar la emergencia.

PARRAL

Porcentualmente, Parral fue una de las comunas más afectadas por el terremoto en Chile y su alcalde, Israel Urrutia, están enfrentando la emergencia con recursos propios y con donaciones de entidades internacionales y de municipios como el de Antofagasta. Aún así, el edil sostuvo que la emergencia está lejos de superarse, partiendo por la que calificó como crítica falta de mediaguas.

“Tenemos 297 viviendas de emergencia y comprometidas otras 459, pero necesitamos mil 500. Nos angustia saber que las lluvias van a llegar en cualquier momento y miles de familias no van a tener un techo donde protegerse”, dijo Urrutia, quien también cuestionó la calidad de las mediaguas.

También puntualizó las dificultades económicas para avanzar en la demolición y retiro de escombros, labores en las que el municipio sólo ha pagado 110 de los 380 millones de pesos gastados hasta ahora. “Es lo único que nos ha llegado del Gobierno. Tenemos un déficit de 270 millones de pesos, sin considerar que nos quedan por demoler 200 casas en el sector urbano y 500 en el sector rural”, indicó.

Finalmente, el alcalde de Parral llamó al Gobierno a descentralizar la emergencia y enviar recursos a los municipios, ya que es imposible superar la catástrofe con el aporte que hace el ejecutivo. Agregó que su municipalidad recibió 12 millones para contratar profesionales y otros 135 millones, que destinó a demolición y retiro de escombros, compras de pañales e insumos básicos para enfrentar los primeros días, mientras que ya gastó 50 millones del municipio en arriendo de vehículos y maquinaria, por lo que ya el gobierno comunal tuvo que suplementar 40 millones más en su presupuesto.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0