Senadora Rincón asegura que Gobierno tiene antecedentes para frenar Los Robles

Comenzó la vigésima versión del torneo de tenis en silla de ruedas Chilean Open Copa Banco de Chile
La Fiesta del Patrimonio Vivo abrirá el mes de septiembre en la Región del Maule
San Clemente celebra sus 153 años de vida con potente y atractivo programa de actividades

Un llamado al Presidente de la República para que revise la situación de la termoeléctrica Los Robles, que se instalará en el sector de Punta Pacoco, en el límite de las comunas de Chanco y Constitución, formuló la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, quien aseguró que este proyecto está a menos de 25 kilómetros de la reserva nacional Federico Albert y a diez kilómetros del Humedal de Reloca, declarado Santuario de la Naturaleza en 2005, antecedentes que inhabilitarían la construcción de la planta, según el mapa entregado por el Ministerio de Bienes Nacionales y que establece que este tipo de centrales no puede instalarse a menos de 40 kilómetros de zonas protegidas ambientalmente.

Sobre la base de estos antecedentes, la Senadora insistió en que el mandatario asuma un rol similar al que tuvo en Punta de Choros, ya que a su juicio la comunidad regional no comprendería porqué se usa un criterio para la Región de Coquimbo y otro para el Maule. “El Gobierno sabe que este proyecto va a afectar a un área de enormes riquezas ambientales y que además cuenta con un rechazo transversal. Por eso, le pedimos al Presidente que escuche el clamor popular y que realice las gestiones que sean necesarias para evitar esta aberración, que claramente va contra los parámetros que su administración definió para dar luz verde a las plantas termoeléctricas”, expresó la parlamentaria.

Agregó que esta administración no puede profundizar el grave error que cometió el Gobierno anterior al aprobar ambientalmente este proyecto, por lo que anunció que en conjunto con autoridades y líderes sociales de todas las tendencias políticas van a intensificar la movilización ciudadana contra la central.

Ximena Rincón manifestó que en las actuales condiciones la central no será más que una imposición, que no sólo dañará el patrimonio ambiental sino que también el potencial de crecimiento de una zona que apostó por el turismo, la pesca artesanal y la agricultura, con una creciente producción de berries. “El proyecto está al lado de un área de manejo de pescadores artesanales, a diez kilómetros de la desembocadura del río Santa Ana, que alberga miles de aves, muchas de ellas en peligro de extinción. No es santuario de la naturaleza, pero perfectamente podría serlo. ¿Vamos a insistir con una decisión que todos sabemos errada?”, señaló la legisladora.

MALA LEGISLACION

Para la Senadora la legislación no es la adecuada y propicia sinsentidos como el de Los Robles. Aseguró que es incomprensible que después de una catástrofe como la del 27 de febrero, no haya posibilidades de reevaluar ambientalmente un proyecto.

“¿Alguien puede garantizar que la situación en el área de influencia del proyecto es la misma que cuando se desarrolló el estudio de impacto ambiental? Nadie, por lo que creo que es totalmente lógico reevaluar ambientalmente este proyecto, por lo que llamo a las autoridades y también a la empresa a que voluntariamente asuman esta nueva realidad y se reevalúe esta iniciativa”, planteó.

Agregó que en las actuales circunstancias, la instalación de la central termoeléctrica va a constituir un golpe tanto o más fuerte que el mismo terremoto para comunidades que sufrieron con más rigor que nadie el terremoto y posterior tsunami.

Finalmente, Ximena Rincón dijo que la normativa de evaluación de impacto ambiental no es óptima y que en ello tienen responsabilidades tanto los anteriores gobiernos como los parlamentarios que discutieron y aprobaron las leyes medioambientales. “Hoy basta con que los ejecutores de un proyecto cumplan con una serie de requisitos, usufructuando de toda clase de facilidades y plazos, para que se entreguen los permisos ambientales correspondientes. Poco y nada importa la opinión ciudadana, por lo que es necesario legislar para que tenga peso efectivo y así evitar que estos proyectos se construyan contra la voluntad popular”, concluyó la parlamentaria.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0