Senadora entrega 11 propuestas para mejorar la reconstrucción

Serviu Maule compra terreno en Santa Olga para acoger a 270 familias damnificadas
500 kit de ahorro energético llegarán a la comuna de Longaví
Por primera vez, programa “Me Conecto para Aprender” entrega computadores a jóvenes y adultos

Parlamentaria dijo que a un año de la catástrofe, el balance que importa es el de los damnificados. “Ellos ya se han manifestado sobre la reconstrucción, por lo que hoy más que cuestionar, debemos preocuparnos de proponer un modelo en el que no haya más mentiras o verdades a medias y que garantice que miles de familias no vuelvan a pasar en mediaguas uno, dos o tres inviernos más”, aseguró
Once propuestas para hacer más eficiente de la reconstrucción desde la ética y la gestión, planteó la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, al cumplirse un año de la tragedia del 27 de febrero del año pasado.

Al respecto, la parlamentaria dijo concordar con las declaraciones del Presidente en el sentido que esta es una fecha que debe unir a los chilenos, pero pidió que las palabras sean avaladas por hechos y que no se intente sacar dividendos de lo que se ha hecho hasta ahora.

“El balance que importa es el de los damnificados y una inmensa mayoría de ellos ya se manifestó sobre la reconstrucción. Por eso, más que cuestionar el proceso, hoy Gobierno y Oposición tenemos el deber de hacerlo más eficiente, porque no queremos que miles de familias vuelvan a pasar en mediaguas uno, dos o tres inviernos más”, sostuvo la legisladora, quien sostuvo que su propuesta busca dar más transparencia a un proceso empañado por algunas mentiras y verdades a media, además de destrabar cuellos de botella en materia de vivienda y reforzar el apoyo para los damnificados que aún no tienen una solución definitiva

Ximena Rincón dijo que le preocupa la reconstrucción en vastos sectores rurales, que no son comercialmente atractivos para las empresas y que, por tanto están siendo postergados no por el Gobierno, sino que por el mercado. “Proponemos que el Ejecutivo disponga un aumento en el monto del subsidio habitacional rural, de manera de incentivar la construcción de casas en el mundo campesino, tanto o más afectado que las áreas urbanas por el terremoto”, precisó.

Agregó que también es necesario reforzar o repetir algunos de los beneficios que se entregaron el año pasado, puesto que hay miles de familias que aún no retoman la normalidad. En este sentido, pidió un esfuerzo adicional del Gobierno para entregar becas que efectivamente contribuyan a la permanencia digna de los estudiantes que aún son víctimas de la catástrofe, porque el problema aún no ha terminado.

Por esta razón también propuso una segunda versión del programa de apoyo para micros, pequeños y medianos empresarios, ya que en todas las comunas quedaron excluidas de este beneficio personas que necesitan poner en pie sus negocios y que no calificaron por problemas ajenos a su voluntad. “Hay empresarios que quieren ponerse de pie con su esfuerzo, pero no pueden, porque aparecen en DICOM, situación que afecta a familias que quieren reconstruir y que tampoco reciben créditos. El DICOM para ellos no puede ser una exigencia y debe haber alguna flexibilidad con estas personas, al menos en entidades que son de todos los chilenos como BancoEstado”, aseguró la legisladora, quien propuso que las superintendencias de Bancos e Instituciones Financieras y Valores y Seguros realicen una revisión completa y exhaustiva revisión de los créditos y seguros comprometidos, ya que a la fecha el proceso de respuesta ha sido lento o ineficiente de parte de los bancos y compañías de seguros, lo que genera un perjuicio incalculable para las víctimas del terremoto y maremoto

La Senadora planteó que si el mismo Gobierno está reconociendo que miles de familias van a seguir en mediaguas para el próximo invierno, se hace necesaria la entrega de bono invierno de al menos 80 mil pesos para damnificados que aún no hayan recibido su casa nueva y que deban preparar sus viviendas de emergencia para la temporada de lluvias.

También pidió que el Ministerio de Justicia dote de recursos humanos y atribuciones suficientes a las corporaciones de asistencia judicial para llevar adelante los procesos por fallas constructivas en casas y edificios.
TRANSPARENCIA

La parlamentaria llamó al Gobierno a ser inflexible con cualquier autoridad que ponga en tela de juicio la transparencia de la reconstrucción y que ésta se evalúe según lo que los mismos damnificados consideran como la solución definitiva, que es la entrega de viviendas y no los subsidios otorgados.

Agregó que habrá más transparencia si los afectados y damnificados son incorporados de manera activa a la reconstrucción, al igual que los municipios. “Todo se ha centralizado o privatizado. Aún es tiempo y pedimos al Gobierno que establezca mecanismos eficaces de participación ciudadana, porque la reconstrucción no puede pensarse entre cuatro paredes”, puntualizó.

Asimismo, demandó del Ejecutivo una mayor regulación por lo que definió el mercado de la reconstrucción, porque de lo contrario los beneficios no llegarán a los damnificados, sino que a los empresarios.

Finalmente, solicitó que el Gobierno garantice el derecho de los damnificados a no ser desplazados de sus barrios tradicionales y agotar los esfuerzos para evitar migraciones que generen tensión social.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0