Senador Larraín pide fiscalización para frenar falsificación de vinos

Detuvieron a Juan Castro por quebrantar medida cautelar
Ossandón exige que BancoEstado no quite parte del bono de riesgo a damnificados
Rector UTALCA valoró proyecto de Ley para fortalecer a las universidades estatales

Asistió con el Presidente de la Corporación Chilena del Vino, para solicitar se instruya al SAG evitar actos irregulares.

El Senador del Maule Sur, Hernán Larraín junto al Presidente de la Corporación Chile del Vino (CCV), Andrés Pérez Cruz, y los representantes de viñateros de la Región del Maule, Mariano Núñez, Klaus Schröder (miembro del directorio de CCV) y Cristián Sepúlveda, asistieron a entrevista con el Ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, para explicarle una grave situación que ha cobrado mayor fuerza durante el último tiempo en la zona centro sur del país, relacionada con la falsificación de vinos, lo cual entorpece el mercado de los pequeños y medianos productores.

Además otro de los puntos puestos sobre la mesa, fue encontrar los mecanismos que permitan potenciar y mejorar la producción de vinos, “han existido inquietudes respecto de la procedencia de los vinos, el cumplimiento de la norma en la denominación de origen y otros temas que parecieran justificar una mejor fiscalización” dice el Senador Larraín.

Además agregó que han recibido varias denuncias y por tanto, se solicita al Ministerio de Agricultura que instruya al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), que ponga freno a las irregularidades “con ese propósito le hemos pedido al Ministro para que a través del SAG pudiesen potenciar estos hechos e incluso, personalmente recordando hechos de falsificación de vinos que hemos observado en algunas zonas del Maule Sur es que hemos pedido que haga un esfuerzo especial para evitar que se falsifiquen vinos a partir de alcohol que no solamente son muy bajos y poco leales en la competencia económica, sino que muy dañinos para la salud, de manera que hemos tenido una buena reunión que espero tenga buenos resultados en mejorías de los sistemas de fiscalización que el SAG debe utilizar en estas materias”.

Los representantes tanto de CCV y viñateros, valoraron el encuentro con la máxima autoridad gubernamental del agro, y aclararon que quienes se dedican a la falsificación de vinos causan daños significativos para el productor legal y los consumidores, es decir, quienes producen bajo las normas establecidas entran a un mercado desleal que les repercute económicamente, en tanto que para el consumir aquel que no tiene el olfato, ni gusto desarrollado para detectar el engaño, o se desentiende en los contenidos, se ve enfrentado a problemas de salud, por los tóxicos que estos utilizan para encontrar un sabor parecido al buen vino de mesa.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0