SAG se prepara para fiscalizar una nueva temporada de semillas

Como parte de las actividades propias del Programa de Semillas, el SAG se prepara para enfrentar una nueva temporada de certificación de especies cultivadas.

Región del Maule se suma a Escritorio Empresa para facilitar el trabajo de los emprendedores
Gobierno anunció aprobación de la Ley de Inclusión Laboral
Se instaló la primera piedra del Complejo Educacional de Santa Olga

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) se prepara para dar inicio a las actividades de una nueva temporada de semillas; estas acciones que comienzan cada año en el mes de septiembre y finalizan aproximadamente en marzo, traen consigo intensas labores de fiscalización en semilleros, las cuales son ejecutadas por profesionales y técnicos con dedicación exclusiva. En la Región las principales especies cultivadas corresponden a maíz, maravilla y recientemente soya, cultivo que ha demostrado un fuerte incremento durante los últimos años.

Teniendo en consideración que el SAG posee la labor de garantizar la identidad y pureza varietal de las semillas, como asimismo su pureza física, facultad germinativa y calidad sanitaria; durante la temporada 2008/2009 a nivel nacional fueron sometidas a certificación 35.917 hectáreas, de las cuales el 87% correspondió a la multiplicación de semillas destinadas a la exportación, mientras que el 13% restante estuvo constituida por la producción de semilla certificada para el mercado interno. La superficie cubierta por los semilleros de exportación constituyó un récord histórico, confirmándose así la tendencia observada durante los últimos diez años, período en el cual la certificación para el mercado externo aumentó en un 150%.

Es así como la Región del Maule presentó, durante la temporada 2007/2008 una superficie de semillas certificada de exportación de 13.864 Há., posicionándose como la mayor a nivel nacional, seguida por O´Higgins con 6.753; ambas concentran el 65% de la superficie nacional sometida a certificación. Estos valores han ido en aumento temporada en temporada, lo que demuestra el significativo avance que está registrando el Maule en este tipo de envíos. En este ámbito, el Director Regional Carlos Montoya señaló, “actualmente el Maule se está posicionando como una región productora de semillas de calidad y en este sentido el SAG contribuye a su desarrollo a través de las distintas labores de certificación y vigilancia sanitaria que realizan nuestros profesionales durante cada temporada”.

Cabe destacar que la importancia de la certificación de semillas radica en dar seguridad a la agricultura nacional de contar con materiales de multiplicación comprobadamente sanos y con garantía de genuidad varietal. De esta manera el SAG contribuye, por una parte, al aumento de la productividad y sustentabilidad de los cultivos, y facilita el comercio interno y externo.

En el 2005, el SAG contaba 110 variedades inscritas en el Registro de Variedades Protegidas, entre las cuales estaban las variedades de alfalfa, arroz, frejol, hierba de San Juan, maíz, quínoa, tomate y trigo candeal; hoy existen 130 inscritas y registradas, entre ellas zapallo italiano, trigo panadero, melón, lentejas y lechugas. Es así como año a año son más las especies que ingresan a este registro nacional, en el cual se asegura su calidad, el hecho de ser nuevas, ser diferenciables, homogéneas y estables.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0