SAG libera por primera vez control biológico para plaga chaqueta amarilla

La liberación encabezada por el Director Regional del SAG, Washington Guerrero, se realizó en el sector El Encanto de la Comuna de Puyehue, en el predio de propiedad de la señora Fresia Gómez, quien por años ha sufrido ataques de ésta avispa, afectando particularmente la producción de miel y la cosecha de árboles frutales.

Apicultores podrán contratar seguro con subsidio del Estado a través de INDAP
Aprueban más de $2000 millones para Agua Potable Rural
SAG abre temporada de postulaciones con concurso de emergencia para zonas de secano de la región

“Conocíamos la existencia de problemas asociados a ataques de la chaqueta amarilla en la comuna de Puyehue y  los perjuicios económicos que genera a los pequeños agricultores. Por ello,  después  de una reunión que sostuvimos los servicios del agro (SAG, CONAF, INDAP, INIA) durante el primer semestre de este año, establecimos como Ministerio de Agricultura el compromiso de apoyarlos”, destacó el Director Regional del organismo, dependiente del Ministerio de Agricultura. 

Además, Washington  Guerrero, quien estuvo acompañado del Jefe de Oficina Osorno, Andrés Duval; el coordinador regional de programas forestales, Marco Miranda; y Jorge Rapimán, del PRODESAL de la comuna, indicó que  “sabemos que los ataques de chaquetas amarillas afectan fuertemente otros puntos de la región, como la Provincia de Palena. Estamos haciendo las gestiones para replicar esta acción allá”. 

Controlador Biológico 

La avispa chaqueta amarilla es un insecto originario de Europa que no forma parte del Programa de Control Oficial de Plagas del SAG,  pero que debido a los daños que ocasiona su presencia en algunos ámbitos de la agricultura, se comenzó a desarrollar un Programa de Control Biológico para combatirla y disminuir su actual población en el país (región de Atacama al sur).

El Programa de Control Biológico consiste en la liberación del parasitoide Sphecophaga vesparum, insecto que  ataca directamente los nidos de esta plaga. Este controlador biológico fue internado al país desde Nueva Zelanda por el SAG, tras ser probada  su alta eficacia y especificidad durante 10 años en ese país. Su reproducción se realiza en el Laboratorio de Entomología del Servicio  en Santiago.

“Se solicita al agricultor cuidar la caja de madera que alberga a las pupas del controlador biológico, ubicándolas en un lugar seguro durante los siguientes 4 años, período en que habrán volado el 100% de los insectos a cargo de actuar como control biológico sobre la plaga de chaquetas amarillas”, dijo Marco Miranda, Coordinador Regional de Programas Forestales del SAG.

Además, el profesional explicó  que  “hay algunos insectos que emergen primero (a los 30 días) y que tienen las alas cortas, entonces no vuelan mucho y se dedican sólo a inundar con huevos el nido de chaquetas amarillas. Otros necesitan más tiempo para emerger (4 años) que son aquellos con capacidad de volar y dispersarse, y también de atacar el nido y agregó que los resultados del ataque a la plaga de la chaqueta amarilla serán apreciables después de 10 años de ocurrida la liberación del controlador”.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0