Pequeños ganaderos de Teno y San Clemente concretaron nueva venta asociativa de sus terrenos

Agricultores emplazan a los Senadores para que asistan a debate sobre la Reforma al Código de Aguas
SAG promueve campaña para el control de la Chaqueta Amarilla
Pequeños frambueseros y agricultores afectados por incendios forestales podrán renegociar sus créditos con INDAP

Un total de 180 terneros y terneras destetados provenientes de planteles PABCO A, comercializaron usuarios de INDAP con la empresa Hacienda Canteras de la comuna de Los Ángeles, en dos operaciones comerciales realizadas en Teno y San Clemente.

Terneros y terneras destetados mayoritariamente de la raza angus comercializaron con la empresa Hacienda Cantera, pequeños productores ganaderos, usuarios del servicio de asesoría técnica- SAT- de INDAP, de las comunas de Teno y San Clemente. Los animales forman parte de los Planteles Animales bajo Certificación Oficial, tipo A, lo que implica que cumplen con los estándares exigidos por la comunidad europea, para que su carne sea exportada sin problemas hacia esos mercados.

La relación comercial de estos productores con esta empresa de la región del Biobio, tiene ya algunos años de historia. En el caso de los productores de Teno, se trata de su segunda venta asociativa con la empresa. En esta ocasión fueron 6 los productores que concretaron negocio con Hacienda Cantera, vendiendo un total de 60 terneros, 45 machos y 15 hembras de entre 250 y 380 kilos.

En el caso de los productores de San Clemente, este es el cuarto año consecutivo que realizan negocio con Hacienda Cantera. En esta oportunidad fueron 11 productores con un total de 135 animales entregados. Para concretar esta gestión, previamente los productores llegaron a un acuerdo respecto del precio de compra por kilo de animal y las condiciones generales del negocio.

Ivan Núñez, uno de los pequeños ganaderos que por cuarta vez negocia asociativamente su ganado, señaló sentirse muy satisfecho por esta oportunidad de vender de manera segura sus animales. “Esta es una forma muy buena de venta, siempre ha sido muy positiva para nosotros, por que alcanzamos un precio superior al que nos darían en las ferias”, enfatiza el productor. A esto se suma que venden todo el piño a su solo precio, el cual se conoce con anterioridad, los animales los vienen a buscar al mismo predio, los pesan en balanzas de los productores y reciben su liquidación con seguridad en 30 días.

Los animales pasan a un proceso de engorda para su posterior faenado y la carne es exportada a los exigentes mercados de Europa.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0