Pequeños arroceros conocieron distintas formas de producción del arroz

Pequeños agricultores de Licantén y Hualañé se capacitan con éxito en etiquetado y manejo de fitosanitarios
Región del Maule celebra Semana de la Agroindustria
Con un incremento cercano al 14% finaliza Temporada de Exportaciones de Cerezas Chilenas 2016-2017

Cerca de 640 hectáreas de arroz fueron sembradas esta temporada en el fundo El Almendro de Parral, donde se trabaja mayoritariamente con siembra directa mediante avión, pero donde también se está incursionando con la siembra de arroz en seco y con el trasplante de plantas.

Hasta este fundo llegaron invitados por INDAP, cerca de 70 pequeños arroceros, quienes participaron en un día de campo que fue guiado por el especialista en arroz, Carlos Cisternas. El profesional, con más de 30 años de experiencia en el rubro, se refirió a las principales ventajas, desventajas y requerimientos de cada sistema de cultivo, destacando que no existen recetas ni un modo que sea mejor que otro, si no que cada agricultor debe escoger el que más se acomode a sus necesidades y su realidad.

Cisternas indicó que en Chile el 90% de la siembra del arroz se realiza por voleo, de ella un 80% es manual y el 20% restante es aéreo. Sin embargo se está comenzando a utilizar la siembra en seco, que también tiene sus virtudes como romper el ciclo de las malezas acuáticas, aunque se desarrollan otro tipo de malezas, permite además una siembra temprana y una adecuada localización del fertilizante de pre siembra. Pero si no se siembra antes del 10 de noviembre se pierden sus ventajas.

Por otra parte se dio a conocer cómo funciona el sistema de almácigo y trasplante, el cual no es nuevo, ya que según explica Cisternas, en Asía prácticamente el 100% de la producción de arroz se realiza de esta manera. Su principal ventaja, de acuerdo a Cisternas, es que se puede hacer el almácigo en agosto en invernadero y cosechar en febrero. Además permite alcanzar un rendimiento más alto. El problema es que requiere de una mayor infraestructura, como invernaderos, galpones y maquinaria especifica, además de bandejas, almacigueras para incubar y trasplantadoras.

Carlos Cisternas indicó que sin importar cual sea el sistema productivo que se escoja, lo importante es realizar un adecuado manejo de las distintas variables que influyen y condicionan el desarrollo y el resultado del cultivo, como la siembra en el momento oportuno, primera quincena de octubre, el manejo del agua, la calidad de la semilla, la densidad de siembra y el diseño del campo, a través de la nivelación láser.

Con el adecuado manejo de estos componentes, con asesoría técnica y el uso de todos los instrumentos gubernamentales disponibles, como el SIRSD-S, el asesor Carlos Cisternas, indicó que no es difícil que los pequeños agricultores puedan alcanzar rendimientos de más de 70 quintales por hectárea.

Para la directora regional de INDAP, Ingrid Saavedra, esta actividad de capacitación representa una oportunidad para que los pequeños agricultores puedan conocer en terreno distintos sistemas de producción, intercambiar información y conocer cómo se trabaja a gran escala en la misma zona donde ellos viven. Además se trata de una línea de acción que ha impulsado INDAP en todos los rubros productivos donde interviene, “INDAP está trabajando en esta línea, en mostrar y capacitar a grupos de agricultores de los distintos rubros, para que vayan mejorando su nivel de competitividad, adquiriendo nuevos conocimientos y desarrollando nuevas prácticas, que les permitan realizar un mejor trabajo en sus propios negocios productivos, en este caso vinculados al rubro del arroz”.

La actividad de capacitación se desarrollo a través de 2 grupos, uno en la jornada de la mañana y el otro por la tarde.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0