Mujeres cesantes iniciaron huelga de hambre en la Catedral de Talca

A partir de hoy se podrá saber si se es beneficiario del Aporte Familiar Permanente
Más de 16 mil bonos de Fonasa han sido pagados en CajaVecina
Seremi Energía entrega primeras boletas costo cero

Este mediodía iniciaron una huelga de hambre las mujeres que laboraban en el Programa “Mejor Trabajo” del Sence y que fueron finiquitadas y notificadas el 31 de diciembre de 2010 que ya no continuaría este programa.

Tras la reunión que sostuvieron hoy con el Intendente Regional, Rodrigo Galilea; el Seremi del Trabajo, Jaime Suárez y el Director del Sence, Pablo Bravo, quienes sólo les ofrecieron capacitación y no trabajo, decidieron iniciar una huelga de hambre en dependencias de la Catedral de Talca y movilización permanente.

El año 2001 el Ministerio del Trabajo inició un programa de emergencia denominado “Pro Empleo” y pretendía paliar en alguna medida los efectos de los altos índices de cesantía que afectaban a nuestro país tras la llamada “crisis asiática”. Dentro de estos planes de empleo directo nació el año 2006, en el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet el Programa “Mejor Trabajo”, diseñado y administrado por el Servicio de Capacitación y Empleo (Sence) y ejecutado por instituciones, corporaciones y fundaciones sin fines de lucro en algunas de las comunas con mayores tasas de desempleo y pobreza en Chile.

El salario del Programa “Mejor Trabajo” corresponde al sueldo mínimo de $ 172.000.-, sin embargo este programa es ejecutado en su mayoría por media jornada (22 horas semanales) a un valor de $ 86.000.- mensuales. Si consideramos los descuentos para salud y previsión social esta cifra queda reducida a aproximadamente $ 68.000.- mensuales con los cuales debe “sobrevivir” todo el núcleo familiar, en su mayoría compuesto por cinco personas las que llegan a nueve en algunos casos.

El pasado viernes 31 de diciembre de 2010, luego de 9 años de ejecución del programa en la Región del Maule, se procedió a finiquitar a cerca de 500 trabajadoras (es) de las cuales un 90 % son jefas de hogar, personas adultas con un bajo nivel educacional y en algunos casos son el único sustento del hogar. El trabajo de estas mujeres es fundamental para diferentes servicios públicos como consultorios, jardines infantiles y hospitales entre otros, donde se desempeñaban en labores administrativas y de aseo.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0