Longaví apuesta por la salud rural

Longaví apuesta por la salud rural

  Desde el año 2013 en la comuna de Longaví se ha buscado acercar la salud a los sectores rurales donde vive aproximadamente el 80 por ciento

Director del Servicio de Salud Maule visitó Hospital Chileno Japonés de Hualañé
Se inicia vacunación contra Virus Papiloma Humano (VPH) en el Maule
Amplían zona de catástrofe en el Maule y realizan evacuación masiva por violentos incendios

 

Desde el año 2013 en la comuna de Longaví se ha buscado acercar la salud a los sectores rurales donde vive aproximadamente el 80 por ciento de la población de la comuna. En esa perspectiva Longaví ha reforzado 6 Postas con un médico permanente, además de odontólogo y técnico paramédico de Urgencia las 24 horas. Estos seis sectores son La Quinta, San José, Mesamávida, Miraflores, Huimeo y Los Cristales.
El año 2015 realizaron el Primer Encuentro de Salud Rural en la Posta de La Quinta confirmando la importancia de acercar la atención de salud familiar e integral a los sectores rurales más poblados de la comuna.
Patricio Rodríguez, Director Comunal de salud destaca la “destinación de profesionales a estos 6 centros, incluyendo médicos y odontólogos, por lo que la comunidad puede acudir sin problemas y siempre van a encontrar a un funcionario que los va a atender”, dice.
Patricio destaca también que la comunidad ha recibido muy bien el nuevo CESFAM inaugurado hace poco tiempo “tanto la comunidad como los funcionarios están muy satisfechos con esta nueva infraestructura, que sí responde a las necesidades propias de la salud familiar”, afirma.

POSTA RURAL “LA QUINTA”
Francisco Troncoso, odontólogo, es el profesional coordinador del equipo e Inti Molina es el médico destinado a dicho sector. Cuentan que antes del 2013 la posta funcionaba tradicionalmente con un paramédico residente y una ronda médica cada cierto tiempo. Pero ese año se decide cambiar el modelo y el doctor Inti Molina es destinado a jornada completa en la Posta.
“En la comuna, que es muy extensa, tenemos un problema de accesibilidad desde el mundo rural, lo que afecta la atención y el seguimiento de los diversos programas. Entonces se decide acercar la salud a los lugares de mayor densidad poblacional, sobre 3 mil 500 personas y más, para darles salud familiar integral”, cuenta el Dr. Molina. “Esto generó un gran impacto, una mayor satisfacción usuaria, una mayor cercanía del equipo de salud con sus usuarios. Se ha mejorado la infraestructura, contamos con una farmacia muy completa y otros profesionales de apoyo como kinesiólogos, enfermeras, nutricionistas, psicólogos, asistente social. Y esperamos obtener resultados en el mediano y corto plazo”, agrega.
“Cuando se logra producir un cambio en la actitud que tienen las comunidades hacia la salud, incluyendo la variable salud en todas las políticas públicas y privadas, efectivamente se produce un cambio en la epidemiología”, señala el Dr. Troncoso. Para implementar este trabajo le parece relevante el rol de los Comités de Salud con capacidad para participar y decidir. En esa perspectiva el Dr. Troncoso menciona como un logro del proceso de participación la realización del Primer Encuentro por la Salud Rural realizado en el sector. Hubo un diagnóstico participativo, propuestas y metas a mediano y largo plazo. El intento es “hacer salud con las comunidades y para las comunidades”, como resume muy bien uno de nuestros entrevistados.
Inti Molina destaca que la salud es producto de un conjunto de circunstancias y determinantes sociales, entre ellas le parece relevante el tema de la educación.
“Nuestros usuarios padecen de enfermedades crónicas como artrosis, enfermedades cardiovasculares como diabetes o hipertensión. Tenemos altos índices de enfermedades respiratorias, así como obesidad infantil muy alta. Y situaciones propias del trabajo agrícola, afecciones osteo-muscular como lumbalgia, dorsalgia, por la precariedad de algunos trabajos y la ausencia de autocuidado” dice el Dr. Molina, “también muchos adultos mayores con problemas de soledad y a veces de abandono, dada la emigración de las generaciones jóvenes”, indica. Esta podría ser una de las causas de los problemas de salud mental que no son ajenos al mundo rural. Y la estacionalidad laboral provoca también un aumento del consumo de alcohol en los meses invernales.
Una de las debilidades es la atención de enfermedades de salud mental, dada la discontinuidad de los tratamientos que está muy relacionada con la estacionalidad laboral vinculada al cultivo de berries y otros productos de estación.

VISIBILIZAR EL MUNDO RURAL
Si los determinantes sociales influyen en la salud, la salud rural requiere de estudios y un compromiso de cercanía, que apunte a la educación preventiva de las comunidades. Se trata de una relación más horizontal que permita avanzar en la prevención, para lo cual se requiere estar presentes en su propio entorno.
El Dr. Molina concluye afirmando que “queremos comunidades con mejor calidad de vida, que de aquí a cinco años tengamos menos índices de pie diabético, mejor adherencia a los tratamientos, menores índices de obesidad y esta es nuestra tarea como equipo” concluye.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0