La torta a repartir

Después de haber celebrado un tranquilo día del padre junto al hombre que me ha enseñado el amor al campo y el cumplimiento de las metas basadas en el trabajo, regreso a mi rutina semanal: universidad, trabajo y política. Actualizándome en este último tema, veo los noticiero para saber de que creativa forma los presidenciables festejaron junto a los suyos, y claro, a los votantes. MEO y su propuesta de fuero para los hombres que representen el único sustento de sus hogares. Piñera rodeado de jefas de hogar que de una forma muy especial se transforman en los papás de muchos y muchas niñas. Pero el candidato que sin duda marcó la nota alta, y arriesgando la ira de todos mis amigos DC, fue Eduardo Frei, el cual recibió de manos de sus hijas una peculiar torta que traía la figura de Chile dibujada entre crema pastelera y chantillí. ¿No será mucho?, ¿analizaron la comprensión semiótica del dulce gesto?, una propuesta, humilde pero efectiva, es que despidan inmediatamente a todo el grupo de asesores comunicacionales que con su arranque de creatividad desencantaron a gran parte de críticos ciudadanos que necesitan ver caras nuevas y propuestas jóvenes. Nuevamente vemos a la familia Frei dividiéndose la torta nacional, disfrutando en conjunto, como un hermético clan, los sabores inimaginados para el resto, pero que vienen degustando desde varias generaciones. Una capa de riquezas, bañada por seguridad, y poder con un toque de ambición. ¡Estimados la mesa está servida!.

Concurso de composición musical Luis Advis abre convocatoria 2017 e invita a inspirarse en Violeta Parra
Se instaló la primera piedra del Complejo Educacional de Santa Olga
Autoridades y comunidad celebran Día de la actividad Física y el Deporte

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0