La otra teoria: ¿Calentamiento global o enfriamiento global?

Cuando todos los medios hablan del calentamiento global y este es materia de conversación en todos los niveles de nuestra sociedad. Les presento un

Consorcio para la Innovación Social lanza fondo para apoyar Emprendedores Sociales en la región
Municipalidad de Cauquenes firmó convenio con CORMA para el combate de incendios
PDI Curicó detiene a 22 personas en operativo provincial

Cuando todos los medios hablan del calentamiento global y este es materia de conversación en todos los niveles de nuestra sociedad. Les presento una segunda alternativa tan viable e inmediata como la primera.

Durante diciembre de 2008 y comienzos de enero de 2009, la temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial central y oriental ha comenzado a manifestar un significativo enfriamiento, con anomalías superiores a -0.5°C.

Sin embargo, la temperatura subsuperficial del mar en el Pacífico ecuatorial occidental, a unos 150 metros de profundidad, presenta un núcleo cálido, cuya anomalía positiva alcanza a 3 °C, mientras que al Este de ésta región predomina un enfriamiento que se extiende desde la superficie hasta una profundidad de 200 metros, con anomalías máximas negativas que varían entre -2 y -6°C.

El campo de las presiones en el Pacífico subtropical y región continental de Chile, presenta una alta persistencia de circulación anticiclónica y que alcanza las latitudes altas de Sudamérica.

Los modelos matemáticos, tanto dinámicos como estadísticos, indican que las anomalías de la temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial central, presentarán un descenso de las temperaturas oceánicas superficiales y que persistan durante los próximos dos a tres meses, manifestándose el mayor enfriamiento durante el primer trimestre (ene-feb-mar) de 2009.

De acuerdo a esta situación de la temperatura superficial del mar ecuatorial y a lo previsto para los próximos tres meses, además de las anomalías atmosféricas observadas recientemente, el pronóstico regional para Chile en el trimestre enero – febrero – marzo de 2009 es el siguiente:

1.- Régimen pluviométrico

Zona norte: En las Regiones de Arica y Atacama, las precipitaciones estivales serán ligeramente Sobre lo Normal.

Zona centro norte y centro sur, desde las Regiones de Coquimbo hasta Aysén, las precipitaciones estarán entre “Normal” y “Bajo lo Normal” para el correspondiente trimestre.

Zona austral (Región de Magallanes), las precipitaciones se presentarán por “Sobre lo Normal”.

2.- Régimen térmico

Temperaturas mínimas: Desde Arica hasta Antofagasta se presentará en torno a lo “Normal” y desde Atacama a Magallanes se presentará por “Sobre lo Normal”.

Temperaturas máximas: Desde las Regiones de Arica hasta Antofagasta se presentarán por debajo de lo “Normal”, mientras que desde las Regiones de Atacama a Coquimbo se esperan condiciones cercana a lo “Normal”.

Al sur de la Región de Coquimbo y hasta Magallanes, se presentará por “Sobre lo Normal”.

3.- Aplicación agrometeorológica

Respecto a lluvias, lo previsto favorecería para finalizar en buena forma varias laboreas agrícolas, especialmente las cosechas de granos, semillas y frutas. No obstante, en aquellas localidades de secano típicamente más secas, podría generarse una eventual escasez hídrica, tanto en cursos superficiales, como napas subterráneas, afectando especialmente al pequeño productor. Tal posibilidad debiera ser considerada por los Organismos de Planificación, tanto a nivel comunal, como central.

Relacionado con el aspecto térmico, las temperaturas mínimas previstas sobre lo normal, podrían influir en las características organoléticas de las frutas que se cosechan en verano, es decir, eventualmente habría una disminución en sus características de olor, sabor y color, siempre y cuando las temperaturas máximas se mantengan en sus rangos normales, como es el caso de Atacama a Coquimbo. Hacia el sur de esta región al estarse pronosticando temperaturas máximas sobre lo normal, no debiera haber problemas en dicho sentido, al mantenerse la necesaria amplitud térmica que rige dichas características.

Sin embargo, los mayores valores de las temperaturas máximas, serían predisponentes para una mayor posibilidad de incendios forestales, por lo que es recomendable planificar un control más riguroso en tal aspecto. Derivado de este comportamiento térmico, las necesidades hídricas para el ganado se incrementan, especialmente en la masa ganadera que se alimenta con pastos secos (ovinos, caprinos, bovinos y equinos). Por otra parte, varias especies vegetales cultivables requerirán de un mayor consumo de agua de riego, en especial aquellas especies de arraigamiento superficial, que son las más expuestas a un estrés por calor e insolación.
*Fuente : Dirección Meteorológica de Chile

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>

El clima en el planeta se ha vuelto loco, muestra de ello son las inundaciones y severas sequías que parecen asociarse al calentamiento global producido por el dióxido de carbono resultante de la combustión incompleta de combustibles fósiles como el petróleo o el carbón que son utilizados “indiscriminadamente” por el hombre. Sin embargo, se ha notado que la Antártida esta sufriendo un nuevo enfriamiento y que las ultimas inundaciones que se han dado en Europa no tienen siquiera que ver con el fenómeno de El Niño, al cual se le han atribuido en los últimos años la mayor responsabilidad por las catástrofes originadas por el clima, todo esto lleva a un gran interrogante, si no es El Niño, ni el agujero en la capa de ozono, ni tampoco el efecto invernadero, ¿Qué es lo que esta volviendo tan loco al clima?.

La comunidad científica esta perpleja y los gobiernos exigen explicaciones por parte de estos, la discusión sobre una posible glaciación ya es tema de gran importancia en revistas de muy alto prestigio científico como Nature y Science, además, resulta interesante que muchas de las principales personas disidentes de la teoría oficial sobre el calentamiento global, estén afirmando lo mismo en lo básico de sus teorías, el calentamiento global es natural y precede a una era glacial.

Esta idea se ve sustentada en las causas que producirían a futuro los deshielos del Ártico, ocasionando un paron de la corriente oceánica del Golfo que calienta el atlántico norte, este paron se produciría si los deshielos continúan su curso haciendo que las precipitaciones y aguas superficiales pierdan sal y consecuentemente pierdan densidad, el agua densa que actualmente llega al sur del Ártico y se hunde, dejaría de moverse y con ella la corriente del Golfo evitando así un intercambio de temperaturas entre la zona intertropical y el polo.

Los vientos provenientes del oeste que cruzan el atlántico llegarían helados a Europa y ocasionarían una baja en por lo menos 10 ºC y por lo tanto se iniciaría una fase glacial, en Asia ocurriría lo mismo con la corriente del Kuro-Shio y así todo el planeta se enfriaría aproximadamente hasta la latitud de Burgos (42 ºN) o hasta lo que se conoce como vaguada ecuatorial (10ºN – 10ºS), cabe anotar que la velocidad con la que se congelaría esta zona del planeta es bastante considerable según el experto en clima Ruiz de Elvira.

Acudiendo a la historia de La Tierra se puede notar que esto mismo ya sucedió hace unos 11.000 o 13.000 años en un fuerte proceso cataclísmico de glaciación llamado la Joven Dryas, en este entonces los niveles de CO2 también iban en aumento y sin embargo la corriente del Golfo se detuvo aproximadamente durante 1000 años haciendo que el norte de Europa y América se congelaran, cabe resaltar que una Era Glacial o Glaciación puede llegar a ocasionar fuertes mutaciones en la evolución del planeta y por ende de sus seres vivos (ya lo dijo Darwin, selección natural).

Otro punto interesante de analizar, es el del mito del agujero en la capa de ozono, se dice que la disminución de esta ocasiona un calentamiento planetario pero no se tiene en cuenta que la capa de ozono también es efecto invernadero, por lo tanto el planeta no se calentaría sino todo lo contrario (el enfriamiento de la Antártida demuestra que la teoría oficial es falsa).

Últimamente muchas voces plantean que el terrorismo ocasionado por el “agujero en la capa de ozono” se debe a una controvertida hipótesis de unos científicos del BAS (Britain Antartic Survey) que fue lanzada en 1985 y advertía sobre algunas anomalías en la capa de ozono, pero esto solo no ocasionaría la crisis sicológica que hay hoy en día, todo esto se asocio al los estudios de Paul Crutzen, F. Sherwood Rowland y Mario Molina que fueron publicados en Nature (empiezan las contradicciones) en el año de 1974. Estos tres personajes serian premiados con el Nobel de Química en el 95, pero el premio fue tan discutido que los que otorgaron este, tuvieron que salir a reconocer que aunque muchos científicos eran fuertes críticos de los cálculos de esta teoría, el estudio tenia sus meritos (otra contradicción), como dato curioso, Rowland y Molina no son climatólogos, son químicos, lo cual indica que todas las pruebas se hicieron en laboratorio y el laboratorio lo aguanta todo.

Una de las cosas mas preocupantes, es que entidades tan importantes como la ONU o el BAS empiecen a ver su teoría confrontada con la naturaleza que les avisa de su gran equivocación, el aumento del hielo y el enfriamiento de la Antártidaa lo confirman, los creadores de la psicosis de la capa de ozono no hallan que hacer para quedar bien frente al mundo, es mas, el enfriamiento de la Antártida sigue siendo un enigma para los científicos, mientras los bloques Larsen se derriten, la Antártida en general se enfría cada vez más.

Si los síntomas de una eventual y casi segura glaciación se siguen presentando, la tesis de efecto invernadero/capa de ozono se convertiría en la mayor vergüenza y equivocación de una gran parte de la comunidad científica del mundo en toda la historia, el meteorólogo y vicepresidente de la asociación de periodistas científicos Manuel Tobaria asegura que “En cuanto al ozono hay mas incógnitas, lo de Rowland y Molina fue una demostración en laboratorio, los CFC o clorofluorcarbonados se descomponen en la atmósfera y el cloro que liberan interfiere en la producción-destrucción del ozono-oxigeno… luego cuando en los años 80 se vio que disminuía el ozono en el polo sur, todo el mundo les dio la razón y el Nobel. Pero nadie sabe si el ozono disminuye por los CFC o por otras causas”.

Para seguir con las contradicciones en la versión oficial basta con hacersealgunos interrogantes, ¿Por qué si se conoce como es el funcionamiento de la dinámica atmosférica, el supuesto agujero se encuentra en el polo sur que es el lugar menos industrializado del mundo?, ¿Cómo es posible que los CFC suban hasta 50Km de altura donde se encuentra la capa de ozono si estos son apreciablemente mas pesados que el aire? ¿Se habrá tenido en cuenta la acción de la magnetosfera sobre el planeta cuando se reciben tormentas solares?, estas son solo algunas de las preguntas que se podrían formular, es mas, si se tiene en cuenta que la capa de ozono tiene efecto invernadero.

¿No seria esta un enemigo mas del cambio climático?

Por lo general siempre se omite que la capa de ozono no tiene agujeros, sino algunos adelgazamientos ocasionados por factores como la dinámica atmosférica, por la acción del sol, los volcanes y mares, tal vez resulta mas fácil para las grandes potencias mundiales culpar a los CFC y así controlar de otra forma a los países que quieren desarrollarse con protocolos y convenios internacionales, haciéndolos firmar sin que a ellos mismos les interese hacerlo.

Robert Essenhigh, especialista en contaminación industrial de la Universidad de Ohio afirma que el aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera es un efecto mas que una que una causa y que esto obedece a condiciones cíclicas naturales del planeta, el aumento de CO2 se debe a el aumento de la temperatura y no al contrario, es mas este aumento medio de un grado es bastante normal. Essenhigh atina al decir “la próxima Era Glacial comenzará cuando el Océano Ártico se abra (es un mar congelado que sólo se resquebraja un poco al sur en el verano polar) y se mantenga abierto por el aumento de temperatura. También es posible que se abra y cierre varias veces.

Cuando la capa de hielo se extienda, (las temperaturas caerán y así entraremos en la Era del Hielo. Esto ocurriría entre 5 y 50 años”. Lo curioso de este asunto es que esto no lo dijo ayer, lo dijo hace ya varios años lo cual indica que a la cuenta regresiva no le queda mucho tiempo. El hielo de los polos funcionan como espejos con la radiación solar gracias al albedo que el posee, haciendo así que el calor contenido en los rayos solares no sea absorbido y los polos se mantengan fríos, al abrirse los polos, esta radiación si se absorbe produciendo el calor que se siente ahora, pero al expandirse las capas de hielo, estas funcionan nuevamente como espejos haciendo disminuir nuevamente las temperaturas, esto al mismo tiempo no deja que el Ártico se cierre nuevamente del todo.

¿Pero que impulsa a este científico a predecir este cataclismo en un margen de tiempo tan corto? La respuesta se encuentra en el Ártico, ya que se sabe que no es la primera vez que esto sucede de esta forma, a través de la historia se puede ver que en los periodos interglaciares los cambios que han congelado al mundo son bruscos y repentinos, Miltan Millán Muñoz (físico e ingeniero aeronáutico director del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo) afirma que “el disparo es rápido” aunque el tiempo para salir de una glaciación sea bastante largo, “últimamente he visto cosas muy raras. Estoy viendo comportamientos erráticos: empieza una secuencia y a mitad de camino se pasa a otro ciclo. Pocas veces en la historia de la humanidad se ha visto lo que estamos viendo ahora” dice Millán.

El comportamiento que se esta observando en la tierra, ya a ocurrido otras veces antes de una era glacial, en inicios del siglo XX el aumento de el CO2 fue notable gracias a la alta industrialización de la época, sin embargo en la era de los dinosaurios la concentración de CO2 era mucho mayor, el supuesto agujero de la capa de ozono y el CO2 ayudan, pero no son la causa. En 1985 la World Meteorological Organization realizo un estudio que arrojo resultados muy interesantes “las emisiones humanas suponen sólo un 7% del total de gases que pululan en la atmósfera; metano, protóxido de nitrógeno o clorofluorocarbonos (CFC), vapor de agua, etc… “, pero mas interesante aún  resulta las estadísticas de la ONU en 1995, donde afirman que el porcentaje de CO2 seria del 5% y rebajado con otras fuentes se disminuiría al 3.5%, luego el 5% no calienta el planeta (otra contradicción que surge, ¿casualidad?). Es mas, el verdadero causante del calentamiento global no es el CO2 sino el vapor de agua, James Hansen científico de la NASA, después de investigar y temer por el calentamiento global y el efecto invernadero, llego a la conclusión en un articulo que hizo para la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., que el hombre no tenia nada que ver con este, sin embargo, toda la alarma comenzó con un informe que el mismo presento en 1988 ante el senado de los EE.UU., es mas el calentamiento se debe recibir con buenos ojos al saber que a mayor temperatura mejores condiciones para los cultivos y el desarrollo de la vida en general, Svante Arrhenius (primero en hablar sobre efecto invernadero) estableció que estos gases llamados también manta o sierra, siempre se han formado de manera natural y que ellos en conjunto con los casquetes polares, son el termostato que mantienen una temperatura media en el planeta, de ahí que halla una cercana relación entre estos gases, los movimientos de los polos, las corrientes marinas, las glaciaciones, el clima y la evolución.

Robert Essenhigh, sin embargo, va más allá y dice que toda la equivocación que existe radica en el informe que en 1977 publico la Nacional Academy of Sciences donde se ignora la importancia del agua que se encuentra en la atmósfera en forma gaseosa (en punto critico) y solo se tiene en cuenta la que se encuentra en punto de rocío (vapor de agua) de concentración mucho menor, por el contrario, Essenhigh toma en cuenta los ritmos de evaporación oceánica, el análisis de las diversas fuentes de C02 de origen humano, y los datos proporcionados por la paleoclimatología del último millón de años.

Si se observa con atención las oscilaciones térmicas que han ocurrido en la Tierra en el último millón de años, se puede ver una pequeña variación con un aumento medio ocurrido mucho antes de que el humano pudiera incidir en la atmósfera de una manera importante, esto quiere decir que la temperatura global habría aumentado apenas en un grado mientras que en los últimos 100.000 años la oscilación a crecido hasta 5 grados llevando al planeta a tener los 10ºC de temperatura media que tiene en este momento, esto quiere decir que el planeta se encuentra cerca del punto máximo de calentamiento del ultimo ciclo interglaciar de 25.000 años y que estaríamos muy próximos a la nueva era glacial.

A estas alturas cualquier persona se podría preguntar ¿Por qué a la gente del común se le dice otra cosa? ¿Por qué a los niños les enseñan otras cosas en las escuelas? ¿Habrá algún interés en especial para mantenernos como países “tercermundistas”?, se podrían encontrar muchas respuestas, ¿Conflicto de intereses internacionales? ¿Miedo por la perdida de credibilidad de algunos poderosos?, el debate esta abierto y las conclusiones no deben tardar en llegar.

Mientras los políticos y los ecologistas se preocupan acerca de los miedos al calentamiento global, un creciente número de científicos que estudian los efectos del sol en el clima de la Tierra tienen otra clase de preocupaciones. “La única constante en el clima es el cambio…”

Timothy Patterson, profesor de ciencias de la Tierra en la canadiense Universidad Carleton, ha realizado una investigación sobre el lodo depositado durante los últimos 5.000 años en el fondo de los fiordos del oeste de Canadá, empleando una sofisticada tecnología. Patterson ha afirmado que los datos recopilados son “uno de los registros sobre el clima de mayor calidad a disposición de la ciencia”.

De su investigación, que se inició en el año 2002, comienzan a extraerse teorías sobre un enfriamiento global. “Los científicos que estudian el sol predicen que, para el año 2020, el sol comenzará su ciclo de Schwabe más debil de los dos últimos siglos, lo cual probablemente conducirá a unas condiciones inusualmente frías en la Tierra”.

Brevemente el investigador mostró “una correlación directa entre las variaciones en el brillo del sol y ciertos indicadores climáticos terrestres (llamados proxies)”, hallazgo que según él escribe: “no es único, ya que existen otros cientos de estudios que, empezando por los proxies de los anillos de los árboles en la península rusa de Kola, y acabando con las mediciones de los niveles del agua en el Nilo, muestran exactamente lo mismo: una correlación directa entre las variaciones en el brillo del sol y los indicadores climáticos terrestres”.

Resumido de un centro de investigación independiente de Florida confirma una teoría anunciada por la NASA en 2006: el Sol entrará en un proceso de “hibernación” en apenas 20 ó 30 años. El nuevo ciclo solar podría provocar una “peligrosa llegada de frío” al planeta.

Donde dije digo… El supuesto consenso científico en torno a la existencia de un progresivo calentamiento global provocado por el aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera del planeta corre el riesgo de convertirse en una de las mayores falacias de la historia de la ciencia. Al menos, si se confirma una nueva teoría acerca del cambio climático que es totalmente opuesta a la defendida por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Las previsiones del IPCC apuntan a que las temperaturas a finales de este siglo aumentarán entre 1,8 y 4 grados respecto al periodo 1980-1999. Pero la realidad puede ser bien distinta: hacia el año 2030, las temperaturas podrían descender drásticamente.

El calentamiento climático que sufre el planeta, de apenas 0,017 grados centígrados al año, según las mediciones que desde 1979 realizan los satélites en diferentes niveles de la atmósfera terrestre ?estimaciones mucho más precisas que las realizadas en la superficie?, podría mutar hacia el inicio de una nueva era glaciar o, al menos, de enfriamiento global. La causa de este particular proceso respondería a los distintos ciclos de actividad que cada cientos o, incluso, miles de años, registra el Sol.

Deceleración
El Space and Science Research Center (SSRC) de Florida acaba de confirmar una teoría sobre la reducción de la actividad solar avanzada por la NASA en 2006. Entonces, la entidad científica más prestigiosa del planeta en materia de investigación espacial detectó un particular fenómeno: “La superficie del Sol está experimentando importantes cambios” que podrían tener “repercusiones sustanciales sobre la futura actividad solar”. “Normalmente, el cinturón solar avanza a una velocidad media de 1 metro por segundo. Sin embargo, en los últimos años, se ha decelerado hasta los 0,75 metros por segundo en su parte norte y hasta 0,35 en el sur. Nunca hemos observado una velocidad tan baja”, afirmaba entonces la NASA. De acuerdo con esta teoría, puesto que la velocidad de dicho cinturón influye en la intensidad solar, “un cinturón lento implica una actividad solar más baja”, según los científicos del organismo espacial estadounidense.

Según la observación de los expertos, tales indicios apuntan a que el denominado “Ciclo Solar 25 comenzará a partir de 2022”, y éste implicará uno de los periodos de actividad solar “más débiles desde hace siglos”. Ahora, el SSRC de Florida acaba de confirmar la teoría anunciada por la NASA. Según el director de este organismo, John Casey, los cambios que experimenta la superficie del Sol son “el resultado de ciclos que provocan oscilaciones climáticas que varían desde el enfriamiento al calentamiento una y otra vez” en el planeta Tierra.

Por ello, “se avecina un nuevo cambio climático”, pero, a diferencia de lo defendido por la ONU y los grupos ecologistas, provocará “un periodo de intenso frío en el planeta”. El departamento que dirige Casey afirma que la alternancia de los distintos ciclos solares a lo largo de los últimos 1.100 años influye de forma directa en las temperaturas que registra la Tierra en una probabilidad superior al 90%, según el estudio de SSRC. La llegada del Ciclo 25, tal y como anunció la NASA, provocará un “enfriamiento global”. Un fenómeno que Casey no duda en denominar “hibernación solar”. De hecho, según esta misma teoría, “no resultaría extraño que se registrasen temperaturas más altas en el planeta justo antes de que éstas caigan de forma drástica”, advierte. Algo que coincidiría con el proceso de calentamiento global que acontece en la actualidad. Este organismo prevé que la “llegada de una peligrosa era glaciar” se producirá en apenas 20 ó 30 años.

Debilidades del IPCC
De confirmarse, este fenómeno desmontaría toda la teoría del calentamiento que tanta preocupación ha generado a lo largo de los últimos años, y cuya causa, según la ONU, se debe a la actividad humana: la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. De este modo, el supuesto consenso científico presenta, en realidad, grandes debilidades. El documental El gran timo del cambio climático, dirigido por el británico Martin Durkin, ya adelantaba una teoría muy similar basada en la opinión de diversos científicos repudiados por el IPCC. La Academia de Ciencias Rusa reafirmó también la importancia de la actividad solar en el clima del planeta: “Se avecina una glaciación”, advirtieron.

Las ‘pequeñas Edades de Hielo’
El enfriamiento climático de la Tierra debido a la relajación de la actividad solar no es nuevo: en el último milenio ha habido varios de estos ciclos bien documentados. Los últimos son el Mínimo Spörer (1420-1570), el Mínimo Maunder (1645-1715) y el Mínimo Dalton (1790-1820). En España, estos periodos glaciales en miniatura hicieron que se vieran hielos flotantes en Baleares, en la primera semana de 1697, o las reiteradas ocasiones en las que el río Ebro se congeló junto al mar, en Tortosa, en diciembre de 1506, cuando la gente lo cruzaba a pie.

Estos ciclos, cuyo frío e impacto en la agricultura fueron un grave problema para la subsistencia humana, dejó al menos algunas curiosidades celebradas. Por ejemplo, un estudio estadounidense asegura que los violines construidos al final del Mínimo Maunder por Amati, Guarneri y Stradivarius debieron su calidad no sólo a la maestría de estos luthiers, sino también a las características de la madera de los árboles que crecieron en ese periodo, lo que marcó, quizá, la diferencia en el tono y brillantez de los instrumentos.
Monitores de Temperaturas
Informan un Enfriamiento Global

Michael Asher, meteorólogo
Febrero 26, 2008 12:55 PM
[de Daily Tech]

Durante el año pasado ha explotado evidencia anecdótica sobre un planeta en enfriamiento. China tuvo su invierno más frío en 100 años. Bagdad ha visto su primera nevada en toda su historia registrada. Norteamérica tiene la su historia, con lugares como Wisconsin con su nivel de nieve más alto desde que se llevan registros. Niveles récord del hielo marino Antártico, frío record en Minnesota, Texas, Florida, México, Australia, Irán, Grecia Sudáfrica, Groenlandia, Argentina, Chile –y la lista sigue y sigue.

Nada más que evidencia anecdótica, seguro. Pero ahora esa evidencia ha sido reemplazada por hechos científicos concretos. Las cuatro instituciones más importantes que monitorean las temperaturas del mundo (Hadley, el GISS de NASA, UAH, RSS) han publicado los datos actualizados. Todos muestran que durante el años pasado las tempera-turas globales han descendido precipitadamente.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Temperaturas del mundo de acuerdo con el Centro Hadley de Predicción Climática. Nótese la abrupta caída de temperatura durante el año pasado. Doce meses seguidos de una larga caída borra un siglo de calentamiento.

El meteorólogo Anthony Watts ha compilado los resultados de todas las fuentes, La cantidad total de enfriamiento fluctúa entre 0,65 a 0,75ºC –un valor lo bastante grande para borrar casi totalmente todo el calentamiento registrado durante los últimos 100 años. Todo en un solo año. Para todas las fuentes, es el cambio de temperatura más rápido jamás registrado, ya sea hacia arriba o abajo.

Los científicos citados en un anterior artículo del DailyTech ligan al enfriamiento a la reducción de la actividad solar que ellos afirman que es un factor de gobierno del clima mucho más poderoso que los gases de invernadero emitidos por el hombre. El enfriamiento dramático visto en apenas 12 meses parece confirmar esto. Aunque la información en sí misma no desaprueba que el dióxido de carbono actúa calentando al planeta, demuestra claramente que existen factores mucho más poderosos que ahora lo están enfriando.

Esperemos que esos factores se detengan pronto. El frío es mucho más dañino que el calor. La temperatura media del planeta es de unos 13 grados centígrados. Los seres humanos –y la mayor parte de los cultivos y los animales de quienes dependemos- prefieren una temperatura cercana a los 21º C.

Históricamente, los períodos cálidos tales como el Óptimo Climático Medieval fueron beneficiosos para la civilización. Los correspondientes eventos de frío como la Pequeña Edad de Hielo, sin embargo, fueron malas noticias de manera continuada.

En 2005, el astrónomo ruso Khabibullo Abdusamatov predijo que el sol pronto pasaría su pico, gatillando una rápida declinación de la temperatura mundial. El mes pasado su opinión fue ratificada por Oleg Sorokhtin, miembro de la Academia Rusa de Ciencias Naturales quien aconsejó al mundo “hacer stock de abrigos de piel.” Sorokhtin llama a la contribución humana al cambio climático “una gota en el balde”, y predice que el mínimo solar que ocurrirá hacia el año 2030 traerá un tiempo helado que durará hasta el 2100 o más allá.

El investigador del clima Dr. Timothy Patterson, director del Geoscience Center en la universidad Carleton comparte su preocupación. Patterson encuentra “excelentes correlaciones” entre las fluctuaciones solares y los cambios climáticos del pasado –correlaciones que históricamente no existen entre el CO2 y las temperaturas de la Tierra. Según Patterson, no deberíamos sorprendernos de este vínculo con el Sol. “El Sol es la fuente final de energía de este planeta,” dice.

Vea ahora el reporte técnico del meteorólogo Anthony Watts sobre el violento enfriamiento de 2007, con gráficas de las cuatro instituciones mencionadas más arriba.

Enero 2008: 4 Fuentes dicen:
“Globalmente más frío” en los 12 meses pasados

Por Anthony Watts

Enero 2008 fue un mes excepcional para nuestro planeta. Sin embargo Enero 2007 había co-menzado bien por encima de lo normal y nadie se esperaba tal enfriamiento.

Enero 2008 le puso la frutilla a la torta de un período de 12 meses de caída de la temperatura en todos los grandes y más respetados monitores del clima. Yo he informado en las dos sema-nas últimas que los registros de temperatura del HadCRUT, RSS, UAH; y GISS muestran todas fuertes caídas durante el año pasado.

Aquí están los gráficos de las cuatro instituciones encargadas de monitorear al clima, compa-radas desde arriba hacia abajo, con la publicada más reciente arriba de todo:

Hadley Climate Research Center: Anomalía de Temperatura (HadCRUT)Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.
Referencia: los datos de arriba son la columna 2 de HadCRUT3 que pueden hallarse aquí. La descripción de los datos en las columnas del archivo de Had CRUT3 aquí:
NASA Goddard Institute for Space Studies (GISS) – Dr. James Hansen

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Referencia: Información del índice de temperatura de GISS
Universidad de Alabama, Huntsville (UAH), Dr. John Christy

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Referencia: Datos temperatura baja troposfera de UAH
Remote Sensing Systems of Santa Rosa, CA. (RSS)Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.
Referencia: Datos del RRS aquí. (RSS Versión 3.1)

El propósito de este resumen es hacer más fácil para todos comparar los cuatro artículos anteriores que hice sobre este tema. Es cierto que no todos los gráficos están a la misma escala, de manera que mi próxima misión será preparar una combinación de toda la información con una amplitud y escala de tiempo idénticas para mostrar las concordancias o diferencias que estos gráficos incluyen.

Aquí hay una rápida comparación y el promedio DT para los datos de arriba.

Fuente DT Global ºC
HadCRUT -0.595
GISS -0.750
UAH -0.588
RSS -0629
PROMEDIO: -0.6405º C

Para los cuatro registros la variación DT media global para Enero 2007 a Enero 2008 es: -0.6405ºC

Esto representa un promedio entre las mediciones de la baja tropósfera de dos satélites (RSS y UAH) y los dos registros superficie/océano (GISS y HadCRUT). Mientras que algunos argumenta-rán que no son conjuntos de datos compatibles, dado que son derivados por métodos diferentes (Microwave Sounder Units o MSU satelitales, y las medidas directas de la temperatura de su-perficie) yo argumentaría que el promedio de estas cuatro mediciones es una medida de tempe-ratura, cerca de donde vivimos, la superficie.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0