Investigación revela que bebidas “light” pueden producir caries

Investigación revela que bebidas “light” pueden producir caries

Departamento de Salud de Retiro  destaca como una de las comunas líder en gestión del servicio de atención de salud comunal
Intendencia declara alerta ambiental en Talca y Maule para hoy Miércoles 24 de Mayo
Hospital de Curicó llama a la comprensión por trabajos de remodelación en la Unidad de Emergencias

En el marco de un programa de investigación desarrollado por la Universidad de Talca, el que fue presentado en un importante congreso realizado en Corea del Sur, académicos expusieron sobre los daños causados por las gaseosas denominadas como “zero” y “light”.Llevado a cabo como parte de una de las líneas de investigación del PIEI-ES de la Universidad de Talca y con fondos de un Proyecto Fondecyt Regular, los académicos Soraya León y Rodrigo Giacaman presentaron sus hallazgos de investigación en la temática de la salud bucal y envejecimiento en un congreso organizado por la “International Association for Dental Research” (IADR), entidad sin fines de lucro que comanda la investigación en odontología a nivel mundial. El encuentro fue realizado en la ciudad de Seúl, capital de Corea del Sur.

En la jornada, el profesor Giacaman presentó un estudio sobre el efecto inductor de caries producido por las bebidas gaseosas, en el que se analizó la incidencia que estos líquidos tienen sobre las bacterias orales y en la generación de caries.

“Este es un tema de alto interés debido al consumo exagerado de estos productos en personas de todas las edades. Por otra parte, existe la sensación de que las bebidas que no contienen sacarosa, sustancia a la que llamamos coloquialmente azúcar, como las líneas “light” o “zero”, no inducirían problemas de caries en los dientes. Pero los resultados de nuestras investigaciones indican que estas gaseosas son potencialmente inductoras de caries, aunque a un menor nivel que las tradicionales con azúcar”, explicó Rodrigo Giacaman.

Además, según agregó el académico, estos resultados ponen en relieve el daño potencial que las bebidas carbonatadas o gaseosas representan para los dientes, además del efecto sistémico en la salud general derivado del consumo exagerado de azúcar, el que es un factor de riesgo conocido para diabetes y obesidad, entre otras muchas enfermedades.

“En los adultos mayores este tema es de central importancia ya que el consumo de estos productos induce lesiones de caries más rápidamente que en sujetos más jóvenes. Además, para la tercera edad, existe una mayor exposición de las raíces dentarias, las que no están protegidas por el esmalte, que es el tejido más duro del cuerpo. Así, basta con un tiempo reducido de consumo de bebidas para comenzar a observar la formación de lesiones de caries y pérdida de tejido dentario”, comentó Giacaman.

Uno de los objetivos centrales de la línea de investigación del programa PIEI-ES es demostrar que cuando se produce daño bucal por caries, los adultos mayores cambian los patrones de sus dietas, las que tienden a empobrecerse, llevando a la malnutrición, lo que predispone la pérdida de autonomía en las personas de la tercera edad.

“De esa manera, el poder conservar los dientes libres de caries y de enfermedades de las encías, no solo contribuye a la función masticatoria y a la autoestima, sino que podría además mejorar la calidad de vida general de la persona manteniendo su independencia y salud general”, concluyó Giacaman.

Proyecto Latinoamericano liderado por la Universidad de Talca

La “International Association for Dental Research”, conocida como IADR, también cuenta con una representación para Latinoamérica, en donde Chile se adjudicó un proyecto de nivel continental, el que actualmente es liderado por la profesora Soraya León, quien es la investigadora principal, y que busca generar un protocolo de evaluación para adultos mayores. El proyecto que agrupa a investigadores de 9 países, también fue presentado para observar los avances que ha mostrado a la fecha.

Adicionalmente se presentaron otros trabajos que son parte de la línea de salud bucal y envejecimiento del PIEI-ES. Según comentó la investigadora, “En la reunión internacional de la IADR, dimos a conocer nuestra línea de investigación en Cariología Geriátrica. Mostramos los resultados iniciales de un ensayo clínico randomizado, focalizándonos en la relación que tiene el flujo salival con la caries radicular, esto significa que cuando existe un bajo flujo de saliva, hay un mayor riesgo de caries. Esta situación afecta mayormente a los adultos mayores, debido principalmente al consumo de medicamentos, dejándolos así expuestos a una mayor ocurrencia de enfermedades bucales”.

En este contexto, ambos académicos coincidieron en que mostrar los resultados de las investigaciones en el extranjero, constituyó una oportunidad para compartir con líderes mundiales en el área de la investigación.

“En esta oportunidad pudimos verificar que el grupo de investigación en Cariología y Odontogeriatría de la Universidad de Talca es reconocido y nuestro trabajo está teniendo una creciente visibilidad internacional. En una serie de reuniones que sostuvimos con investigadores de Brasil, Estados Unidos y varios países europeos, se afianzaron lazos de cooperación existentes además de suscribir acuerdos para nuevos proyectos de investigación conjunta”, concluyeron los académicos.

Políticas Públicas: Una necesidad en la materia de salud bucal

Actualmente en Chile no existe una atención sanitaria suficiente para poder tratar las enfermedades bucales de la población mayor. Si bien hay un GES que trata a adultos mayores de hasta 60 años, este es considerado insuficiente, puesto que la esperanza de vida ha aumentado y con ello las personas alcanzan los 80 u 85 años, quedando un periodo de 20 años sin cobertura odontológica en una etapa en la que más enfermedades dentales aparecen.

Al respecto, la investigadora León es categórica, “En el marco del PIEI-ES, estamos aportando con una investigación que se relaciona a una patología muy prevalente principalmente durante el envejecimiento. Antiguamente veíamos a adultos mayores que prácticamente no tenían dientes, pero hoy la realidad es otra, las personas mayores conservan la mayoría de sus dientes, razón por la que es importante avanzar en estas materias desde la generación de políticas públicas y así mejorar la calidad de vida de nuestra población mayor”.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0