Indap inició proceso de renegociación de deudas y MINAGRI presentó plan especial de apoyo a sector frambuesero

Pequeños agricultores de Licantén y Hualañé se capacitan con éxito en etiquetado y manejo de fitosanitarios
Variedades de frambuesas chilenas logran muy buenos resultados en tierras españolas
Pequeños ganaderos apuestan por la inseminación artificial

Renegociación de deudas beneficiará a productores afectados por daños climáticos y caídas de precios internacionales, principalmente a frambueseros y arroceros y responde a anuncio efectuado por Ministro de Agricultura José Antonio Galilea en Talca durante FITAL 2011.
Plan frambuesa incluye acciones en 3 líneas estratégicas: producción y mejoramiento de calidad, comercialización y financiamiento.

Un ambicioso proceso de renegociación de deudas con los pequeños agricultores afectados por la situación de estrés hídrico y de caída de precios internacionales, lanzó esta mañana el Ministerio de Agricultura a través de INDAP en la región del Maule. La SEREMI de Agricultura Anita Prizant y el Director Regional (S) de INDAP Gustavo Moreno, hicieron el anuncio esta mañana en Talca durante un encuentro con los Consejos asesores de agencia de área (CADA) y el Comité asesor regional de INDAP (CAR), instancias que reúnen a dirigentes campesinos representantes de los usuarios de dicha entidad agrícola.

La máxima autoridad agrícola regional expresó que de esta manera el gobierno cumple con el anuncio del Ministro de Agricultura en la inauguración de la Feria Internacional del Maule FITAL 2011 el pasado 24 de marzo en Talca. “El ministro José Antonio Galilea señaló que todo deudor de crédito INDAP que acredite dificultades en sus producciones como consecuencia de daños por efectos climáticos, biológicos o caída de precios por sus productos agrícolas, podrá solicitar la renegociación de su deuda por un plazo prolongado cuando así lo determine el estudio respectivo de cada agricultor. Hemos trabajado durante estas semanas para prepararnos para este proceso, y podemos anunciar que INDAP ya está en condiciones de recibir a los interesados en renegociar. El instrumento beneficiará principalmente a frambueseros y arroceros”, explicó Anita Prizant.

El Director Regional (S) de INDAP Gustavo Moreno informó a su vez que la renegociación será por un plazo máximo de 10 años con dos años de gracia para el primer pago y con la tasa actual de INDAP, que es menor a la tasa de las entidades financieras en general.

Moreno agregó que “los dos años de gracia se aplicarán con el objetivo de entregar un margen razonable de tiempo para que los pequeños agricultores puedan recuperar la capacidad productiva en aquellos planteles que fueron abandonados por falta de riego, o bien para permitirles realizar un recambio de variedades en sus huertos”.

Cabe recordar que los productores frambueseros fueron severamente afectados por la situación de escasez hídrica de la actual temporada. Esta situación les ha impedido recuperarse, desde las cuantiosas pérdidas que sufrieron en la temporada anterior cuando el terremoto del 27 de febrero provocó una brusca suspensión de la cosecha.

Los interesados en acogerse a este plan especial sólo deben acercarse a la agencia de área de INDAP que corresponde a su comuna para revisar su caso con el ejecutivo que le corresponde.

PLAN FRAMBUESA

El anuncio de la reprogramación de deudas se inserta dentro de las acciones delineadas por el Ministerio de Agricultura en la región para ir en apoyo de los productores frambueseros. En la zona se concentra el 85% del total de la producción nacional con cerca de 9.000 hectáreas y existen alrededor de 15.000 productores, pertenecientes al segmento de la Agricultura Familiar Campesina (AFC), quienes poseen en promedio superficies de entre 0,25 y 1 hectárea. “Los productores frambueseros son muy importantes en la economía regional y este plan delineado en conjunto con varios organismos del Estado es una señal de confianza para ellos. Queremos que sepan que no vamos a dejarlos abandonados a su suerte”, expresó la SEREMI de Agricultura.

El plan incluye 30 acciones para mejorar los niveles de producción y competitividad del rubro. Se trata de la focalización de instrumentos de 8 entidades públicas y está basado en las demandas formuladas por los propios agricultores en variadas reuniones de trabajo en toda la región.

En la línea de Mejorar la calidad de la fruta y aumentar la productividad, se consideran elementos como el aumento en cobertura del programa de alianzas productivas, PRODESAL, certificaciones en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) y mejoramiento del riego. En la segunda línea para generación de más comercialización, gestión y apertura de nuevos mercados, se cuentan acciones tales como participación en ferias nacionales e internacionales, capacitación en temas tributarios para incentivar la formalización de los agricultores, formación empresarial y en comercio exterior y reformulación del boletín de precios de berries. Por último, en la línea que busca obtener recursos financieros se detallan medidas como el plan de refinanciamiento de deudas por parte de INDAP y el plan integral de garantías CORFO.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0