Importante anuncio sobre indemnizaciones marca segunda jornada del Encuentro Nacional de Trabajo Decente

Importante anuncio sobre indemnizaciones marca segunda jornada del Encuentro Nacional de Trabajo Decente

Desarrollo Social entregó Kit Lúdico de Emergencia a 144 niños damnificados por incendios forestales en el Maule
Ferretería de San Javier premia a bombero trabajador que combatió incendios en Santa Olga
Municipalidad de Retiro y Club de Huasos logran concretar el sueño de una medialuna totalmente remodelada

En la cita participó el Subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, quien sacó aplausos al anunciar un -hasta ese momento- poco conocido proyecto de ley sobre las indemnizaciones.

Fue una conversación abierta, honesta y con múltiples actores. De esa forma arrancó el segundo día del IV Encuentro Nacional de Trabajo Decente organizado por el Gobierno Regional del Maule, la Dirección del Trabajo y la OIT.

La actividad comenzó pasadas las nueve de la mañana con la exposición del director de la Organización Internacional del Trabajo, Fabio Bertranou, quien señaló que la discusión debía centrarse en tres puntos fundamentales.

El primero de ellos es revalorizar el trabajo como una institución social. A juicio de Bertranou, es preciso que el aspecto laboral sea visto como la opción “de acercar posiciones entre empleados y empresarios. De esta forma se generan relaciones más armónicas”, sostuvo.

El segundo ítem, se basa en la necesidad de mirar hacia al futuro. “Hay un desafío de crear 40 millones de trabajos en todo el mundo cada año y eso tiene que ir de la mano con que sean decentes, dignos”.

Por último, el tercer eje consta en vigilar la correcta organización del trabajo y la producción. “Se ha demostrado que la tecnología podría reemplazar al ser humano y de paso crear desempleo. Toda una crisis social”. También reconoció una fragmentación de producción en cadenas globales de suministro lo que ha provocado cambios. Un claro ejemplo de ello es la industria textil.

Otro de los que se refirió a las metas de la agenda laboral fue el Subsecretario del Trabajo, Francisco Javier Díaz. El representante de gobierno manifestó su adherencia a lo planteado desde la OIT sobre el diálogo social pero advirtió que este proceso “no se puede apurar, porque si se apura se deslegitima”, aseguró.

El Subsecretario reconoció en la Agenda Subnacional del Maule un agente de cambios, pues desde esta región han surgido ideas ya aplicadas en la actualidad como el Observatorio Laboral. Insistió en que desde el gobierno existen esfuerzos por el acceso al empleo, proporcionando capacitaciones a miles de personas a través del programa + Capaz, cambiando –por ejemplo- el abuso en las horas de trabajo de las asesoras de casas particulares, entre otros logros.

Díaz fue quien trajo la sorpresa de la jornada provocando espontáneos aplausos entre el público. En medio de la conferencia, anunció que acaba de ser despachado desde la Cámara de Diputados, un proyecto de ley que establece las indemnizaciones por mes de servicio, eliminando la discriminación que ocurre con muchos trabajadores esporádicos que no tienen acceso a ese beneficio.

La representación femenina del evento estuvo a cargo de la abogada de la Universidad de Talca, Irene Rojas. La también docente realizó una explicación sobre las principales falencias que posee el Maule. A juicio de Rojas “el sector agrícola es el que presenta los mayores niveles de falta de integración del trabajo, exclusión a través de ciertas prácticas como la contratación temporal o la figura del enganche”.

Irene Rojas, quien además es experta en derecho laboral, recordó que la taza de sindicalización en Chile es la más baja (7%). Y no sólo eso, “vemos que los sindicatos están presentes sólo en las medianas y grandes empresas y en forma bastante parcializada. En las micro y pequeñas sencillamente no existen”, alertó.

Si del sector agricultor hablamos, entonces es imposible dejar de lado la opinión de un hombre con 30 años de experiencia. Antonio Walker, presidente de Fruséptima, se mostró optimista. “Chile es el país que más fruta exporta, con valores cercanos a los 5 mil millones de dólares. Acá tenemos condiciones de tierra, agua y también políticas”, sentenció.

El empresario local dijo que lo más importante es mantener contacto con los trabajadores. enfatizando en mantener una buena comunicación. “Nosotros tenemos el agrado de decir que en nuestra empresa existe un excelente ambiente, no en todos los lugares pasa eso”. Walker, dejó en evidencia que el principal problema en Chile es que no hay mano de obra y he ahí el desafío.

Finalmente, uno de los consejeros que asistió al encuentro, y que además es representante sindical de la empresa COPEFRUT de Curicó, José Albornoz, señaló que “para mí el trabajo decente es un trabajo legal, con documentos que lo avalen”. Dentro de su rubro, dijo, existe una baja sindicalización y que precisamente aquel es el gran problema el área frutícola a nivel local y nacional.

El IV Encuentro Nacional de Trabajo Decente vivirá su tercera y última jornada este jueves en el Hotel Casino de Talca. Allí, representantes del mundo empresarial y de los trabajadores au0narán criterios sobre productividad laboral y contar las experiencias más importantes de los Consejos Tripartitos de Regionales de Usuarios.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0