Igualdad desde la cuna

Gracias al convenio establecido entre Fundación Integra y Gendarmería de Chile, los hijos de madres privadas de liberta, hoy rompen brechas educacionales

Lenta puesta en marcha de semáforos preocupa a vecinos de nueva calle dos norte
¿Quiere mejorar su negocio? Postule al fondo concursable Crece de Sercotec
Importante proyecto de conexión vial fue presentado a vecinos de Talca

TALCA.- El derecho a recibir educación, atención y alimentación de calidad en una sala cuna; además de ser incorporados al programa de protección a la primera infancia Chile Crece Contigo y la Red Protege, es una garantía real para los hijos e hijas de las internas del Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Talca, gracias a la firma del convenio marco de colaboración entre Fundación Integra y la Dirección Regional de Gendarmería de la Región del Maule, firmado en mayo de 2007.

El acuerdo suscrito por Beatriz Villena Rocco, directora regional de Integra; y director regional de Gendarmería de Chile, garantiza las atenciones y prestaciones entregadas por el Estado para todas las mujeres y sus hijos que sean puestos bajo custodia de Gendarmería, desde los recién nacidos hasta los dos años de edad, en cualquier calidad procesal.

El convenio, con calidad de indefinido, reafirma el trabajo que ya realizaban en conjunto ambas instituciones, en directo beneficio de lactantes que en el Maule, quienes desde 2001 reciben atención al igual que sus madres. Esta realidad permitió la reflexión de ambas instituciones para legalizar el servicio, integrando en este a más niños y niñas de la región.

“Analizamos junto a gendarmería, que la cárcel no era un buen lugar para los niños y las neurociencias también lo señalan, ya que ellos pueden captar incluso antes de nacer, lo que está sucediendo.
Por lo tanto el esfuerzo que está haciendo Fundación Integra en conjunto con Gendarmería es para que estos niños, hijos de madres privadas de libertad, tengan la oportunidad de crecer en un ambiente de igualdad de oportunidades, haciendo real el sueño presidencial “la igualdad desde la cuna”, sostuvo Beatriz Villena.

LACTANTES BENEFICIADOS

En la región existen tres recintos penitenciarios femeninos, ubicados en Talca, Cauquenes y Curicó. En la capital regional, los hijos de internas que cuentan con el beneficio son 5 lactantes que fluctúan entre los 7 meses y el año un mes.
Cada día son trasladados en un transporte escolar, financiado con recursos del Servicio Nacional de Menores (SENAME) desde el CPF ubicado camino a San Clemente, en el sector de Mercedes, hasta el jardín y sala cuna, “Los Grillitos” de Fundación Integra, también ubicado en el mismo sector.
En Curicó es el jardín y sala cuna Cadenita destinado para la atención de estos niños, mientras que en Cauquenes es el establecimiento “Los Tiernecitos”.

Paulina Peña Gutiérrez, directora de jardín y sala cuna “Los Grillitos”, ubicada en Mercedes S/N, trabaja con un equipo de 25 personas quienes reciben de lunes a viernes y de marzo a enero a los hijos de internas, además de los niños del sector y lactantes hijos de madres y padres de la Universidad Católica del Maule, gracias a otro convenio realizado con Fundación Integra.

“Nuestra rutina es bien exigente en cuanto a lo educativo, se trabaja con el curriculum de primer ciclo con ellos, que son una serie de experiencias que se realizan durante el día. Se trabaja mucho el vínculo afectivo con los niños y sus familias, las necesidades básicas y la alimentación”, sostuvo Peña.

La comunicación entre las madres del CPF y el jardín es permanente, a través de una libreta de comunicaciones, en donde se privilegia el vínculo afectivo, se especifican las conductas, los aprendizajes o circunstancias relevantes que ocurren durante el día con los niños y niñas. Además de eso, las madres constantemente reciben visitas y material como, álbumes fotográficos con los momentos que se instruyen dentro de la jornada y sugerencias para el trabajo en el hogar.

INTERNAS Y SUS HIJOS EN EL MAULE
Según información proporcionada por Gabriela Andaur, trabajadora del área técnica de la dirección regional de Gendarmería de Chile, de las 154 internas existentes en la región, cuatro de ellas se encuentran en período de gestación, pertenecientes al programa lactantes, junto a 11 mujeres más que tienen hijos menores de 2 años.
Una vez cumplidos los dos años máximos de permanencia en el programa o antes de cumplirse este período, los lactantes regresan con sus madres o con referentes familiares (abuela materna).
“Gendarmería de Chile, se compromete a asegurar a los niños y niñas una adecuada calidad de vida y poder satisfacer sus necesidades básicas y el derecho a un desarrollo normal de acuerdo a su edad. Las madres pertenecientes al programa, al inicio son reacias a enviar a sus hijos (as) a los establecimientos educacionales, pero luego que ven los cambios de conducta y los aprendizajes, se dan cuenta que es beneficioso para el desarrollo social emocional y físico de cada uno de ellos”, sostuvo Andaur.

UN AÑO MÁS CON LA PRIMERA INFANCIA
A pocos días del aniversario Nº19 de Fundación Integra, Beatriz Villena, reconoce el crecimiento del trabajo realizado en estos años por la fundación. “Siempre cuando estamos de cumpleaños, viene el momento de la reflexión de cuanto hemos avanzado y cuanto nos queda para avanzar y yo creo que en estos años de gobierno, lo hemos hecho notablemente especialmente en cobertura, aunque sabemos que nos falta mucho, llegaremos a un 40%, en otros países están alrededor del 90%, pero cuando partimos estábamos en el 15%, lo que indica que hemos aumentado en servicios”, sostuvo la directora regional de Fundación Integra.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0