Hasta los más burros aprenden

Por Matias Carrozzi. El pasado miércoles 23, de Septiembre claro, Televisión Nacional de Chile se hizo la América dando el puntapié inicial a la temp

PDI Cauquenes desbarata foco de microtráfico de cocaína base
Municipalidad de Cauquenes entregó sede modular a vecinos de Plaza Vieja
Sub13 de Linares myt en semifinales Libcentro
Por Matias Carrozzi.
El pasado miércoles 23, de Septiembre claro, Televisión Nacional de Chile se hizo la América dando el puntapié inicial a la temporada de debates presidenciales, un estreno no muy auspicioso para los que nos dedicamos con pasión a los temas políticos y es que la desastrosa ausencia de tiempo para que los candidatos vendieran su ungüento, forzosamente causa en que el público aprecie cualquier cosa menos las ideas que eventualmente tienen para regalar a Chile los abanderados.

Análisis se han hecho por montones ni bien terminó el show televisivo (me incluyo), así que no sería prudente insistir aburriéndolos con cosas que de seguro ya les informaron, pero si podríamos arriesgarnos a ver la evolución de los candidatos analizando su participación en el foro “Voz de Mujer 2010”, un seminario de similares características al visto en TVN, pero esta vez sin cámaras y rodeados por las chiquillas de Comunidad Mujer, ONG que organizó el evento.

Esta vez, porque hasta los más burros aprenden, los muchachos se prepararon para interpelarse. Se los vio más sueltos (quizás por la ausencia de cámaras como dije), más agresivos y en cierta forma más concretos y coquetos en sus planteamientos. Hay que reconocer que, a diferencia del anterior foro, en esta ocasión las asistentes pudieron ver con un poco más de claridad la postura de cada uno de ellos, por ejemplo, frente al tema de la reforma laboral, un proyecto que la Michelle Bachellet se resiste a discutir (y enviar al Congreso) en lo que resta de su Gobierno y es que no parece razonable que la Presidente se arriesgue a tambalear su popularidad enfrentándose con los sindicatos y gremios en general al hablar de flexibilidad o modificaciones mayores al marco legal. Y es que este tema saca chispas y la sordera del oficialismo contrasta con el interés que manifiestan los dirigentes sindicales, quienes saben que es precisamente en época electoral cuando pueden obtener algún beneficio sectorial.

Mientras Enríquez ironizaba con la propuesta de Piñera de crear un millón de empleos, diciendo que en Chile no se necesitan esclavos, el candidato de la Alianza contestó todo, pidió respeto y hasta se rió cuando por el mismo tema Jorge Arrate, candidato comunista, le recordó que cuando el era Ministro del Trabajo envió un proyecto de ley sobre negociación colectiva, idea que fue votada en contra por el empresario.

En definitiva, mucho más entretenido el foro. Si hasta Eduardo Frei me sorprendió (lo que ya es notable) y es que a diferencia de todas sus actuaciones públicas anteriores, esta vez le contestó directamente a Enríquez sus provocaciones, demostrando que éste último logró instalarse ante el Senador DC como un adversario de primera línea. Esto expone además el cambio de estrategia, diseño que hasta el momento aplicaba la famosa la ley del hielo contra el díscolo ex socialista. Es decir, la Concertación recibió el golpe y comprendió que su verdadero adversario no es Piñera, no en primera vuelta por lo menos.

Gritos, aplausos, pifias, risas… fue tanta la efervescencia en el ambiente que entre dimes y diretes de los candidatos sorpresivamente la Carla Bruni chilena, como cariñosamente bautizó Eduardo Frei a su señora en un programa de televisión, perdió el control, o dicho en buen chileno, mostró la hilacha al tratar de “huevón ignorante” a Marco Enríquez por emplazar reiteradamente a su marido por cosas que perpetró en su administración como Presidente. De hecho, fue tanta la tensión que la Sra. Karen Doggenweiler, sentada junto a la ex primera dama cuando profirió la pituca observación, se puso a sollozar de la impotencia mientras la Cecilia Morel trataba de calmar las aguas. Para algunas el debate estuvo allí, con las señoras.

Seguiremos viendo la evolución de los candidatos a poco más de dos meses de la elección. Sugerencia: adopten el sentido de humor de Jorge Arrate. Por el formato adoptado hasta ahora, parece el único remedio rentable.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0