Grave crisis hídrica preocupa a los regantes del Río Maule

Grave crisis hídrica preocupa a los regantes del Río Maule

Tanto las escasas precipitaciones y reservas de nieve, casi tres veces menores a un año normal, como el bajo nivel de la Laguna del Maule indican que

Mesa Robo de Cables se reúne con General de Carabineros
118 mil familias maulinas comenzaron a recibir el Aporte Familiar Permanente
Seguridad Pública y Gobernación de Curicó difunden Denuncia Seguro y autocuidado para adultos mayores en Romeral

Tanto las escasas precipitaciones y reservas de nieve, casi tres veces menores a un año normal, como el bajo nivel de la Laguna del Maule indican que no habrá suficiente agua para abastecer todos los cultivos y necesidades agrícolas de la cuenca.

La falta de agua para riego es un tema que viene complicando cada vez más a los agricultores. Sin embargo, la situaciónpara esta temporada parece ser más grave que en las anteriores. De hecho, así lo aseguran desde la Junta de Vigilancia del Río Maule (JVRM), asociación de usuarios de agua que agrupa a más de 60 canales de las provincias de Talca y Linares, quienes advierten que la cantidad de agua caída ha disminuido considerablemente este año y que, por lo tanto, no habrá suficiente para abastecer todos los cultivos y necesidades agrícolas de la cuenca.

Tal como lo señaló el presidente de la JVRM, Carlos Diez, “en Linares, en años normales, podíamos tener 870 milímetros de agua caída; este año apenas llevamos 264. En el sector de Colbún sucede lo mismo, en un año normal se registran alrededor de 870 milímetros, pero en lo que va de la temporada, sólo se han registrado 260 milímetros. Ésta es una situación que debe preocupar a todos los regantes y los debe llevar a revisar bien su programación agrícola de  este año.”

“Esta temporada –lamentó– tampoco podremos realizar convenios con las empresas hidroeléctricas. El Ministro Alberto Undurraga nos perjudicó seriamente al no refrendar el convenio que había realizado la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) con Endesa y no contaremos con ellos como socios estratégicos. Por lo tanto, deberemos seguir sacando toda el agua de la Laguna del Maule, agotando nuestro principal embalse”.

Muy poca nieve

“Otro dato muy alarmante – señaló el dirigente– es la disminución de la cantidad de nieve presente en la Laguna del Maule donde, en un año normal, pueden llegar a haber 2 metros 30 centímetros. Ya el año pasado, los niveles alcanzaron mucho menos, llegando el metro setenta. En tanto que la situación para este 2016 es  peor aún, ya que, a la misma fecha, apenas hay 95 centímetros.”

Por su parte, el asesor técnico de la JVRM, Felipe Olivares, indicó que existen muy pocos datos sobre el nivel de nieve en la cordillera. “Participamos –detalló– de un estudio con el Centro de Cambio Global de la Universidad Católica, y los ingenieros nos advirtieron acerca de los escasos datos en la alta cordillera que existen para desarrollar estudios en la cuenca. Ellos encontraron una estrecha relación entre la condición general de la cuenca y las precipitaciones registradas en Armerillo. Por lo tanto, para poder realizar nuestros análisis, nos sugirieron observar la estación que la Dirección General de Aguas (DGA) posee en este sector”.

“De esta forma –explicó– en un año normal en Armerillo se pueden apreciar dos mil milímetros de agua caída. En 2015, a la misma fecha, tuvimos  mil  doscientos milímetros y, este año, apenas cuatrocientos veinte  milímetros de agua caída. Por lo tanto, se deduce lo difícil que estará para el riego esta temporada pues no tendremos recursos. “

Carlos Diez agregó que “esta información se debe complementar con el nivel de la Laguna del Maule que, si bien gracias al convenio realizado por la DOH mejoró en su nivel, alcanzando los 470 HM3, aún no tiene la cantidad de agua necesaria para asegurar un riego estable durante toda la temporada. La junta deberá obligatoriamente regular a niveles más bajos con el fin de no agotar la reserva previo al fin de la temporada. Esperamos no repetir lo del año 2014, cuando tuvimos que pedir permiso al Estado y recurrir a la porción inferior de la Laguna, pues el agua de los regantes se acabó en febrero.”

Llamado a ser precavidos

Finalmente, el presidente  explicó que si de ahora en adelante llueve bastante, la situación se podría revertir en algo pero sólo para el período que resta hasta diciembre, máximo enero, ya que no se tiene el colchón para la temporada final de riego que va de febrero a abril.

“No se observan  pronósticos de precipitaciones abundantes, a lo menos hasta fines de agosto en las páginas de meteorología, lo que dificulta la posibilidad de recuperación de los milímetros faltantes para un año normal. Y por esto, sumado a la baja cantidad de nieve presente en la Laguna, es que como Junta de Vigilancia estamos muy preocupados por advertirles a nuestros regantes que tomen todas las medidas que sean necesarias para no tener que lamentar costosas e irrecuperables pérdidas durante la próxima temporada. Además, nos preocupa el costo adicional que tendrá en nuestra región, tanto en el desempleo que puede ocasionar como en el alza de algunos productos agrícolas”.

“Para finalizar –agregó la máxima autoridad de los regantes– queremos decirles a todos los agricultores que estaremos informando sobre el tema pues sabemos lo importante que es. A finales de agosto, con el primer informe hídrico emitido por la Dirección General de Agua, podremos elaborar un nuevo informe y analizar nuevamente cómo se proyecta la temporada. Es por todo lo anterior que llamo a todos los regantes a estar unidos, buscando la mejor manera de cuidar nuestro recurso más preciado: El agua.”

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0