Frambueseros aprenden a mejorar sus cultivos y aumentan competividad

Presidente de exportadores de fruta pronosticó año récord para su rubro
Joven agricultor de Hualañé sigue cosechando éxitos con invernaderos de “mi primer proyectode inversión”
Lluvias navideñas impactan de forma moderada al sector de la fruta de exportación

“Mi huerto es el sustento de mi hogar y espero que el otro año sea mejor la temporada gracias a lo aprendido en este proyecto”, dijo Fidelisa Cortes Castro, productora de la comuna de Molina y beneficiaria del convenio entre ambas instituciones.

Nuevos cursos de capacitación que ayuden a mejorar la producción de frambuesa presentaron los profesionales del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) a cerca de 600 pequeños productores de la Región del Maule. Las jornadas contaron con el apoyo del Gobierno Regional.

Las actividades se realizaron en las cuatro provincias de la Región y fueron dictadas según los requerimientos identificados en una etapa previa del proyecto. Los resultados apuntaron a la necesidad de reforzar el tema sobre reconocimiento y control de malezas en las comunas de Colbún y Romeral. Mientras que en Retiro y Yerbas Buenas la carencia se suscitó en el área de fertilización. Los especialistas encargados de enseñar estos temas fueron los investigadores de INIA Quilamapu, Alberto Pedreros y Juan Hirzel, respectivamente.

Ambos profesionales enfatizaron en el correcto manejo de los huertos que deben hacer los productores, ya que es la única manera de aumentar la productividad y competitividad en el mercado.

Para Pedreros las malezas dañan considerablemente la productividad de los frutales menores, porque disminuyen la respuesta a la fertilización y se convierten en hospederos de plagas y enfermedades afectando la calidad del fruto. En tanto, para Hirzel la importancia de la fertilización consiste en mantener los nutrientes en niveles adecuados para la planta según las características propias del suelo, por ello es fundamental realizar análisis de suelo y foliar en forma oportuna para diagnosticar la necesidad específica de cada productor.

Hasta la fecha la respuesta de los asistentes a las actividades ha sido positiva y a juicio de Fidelisa Cortes Castro, productora de la comuna de Molina, quien ha participado desde el principio en todos los cursos, la experiencia es enriquecedora. “Gracias a este proyecto he aprendido mucho. Yo tengo un huerto y no sabía cómo manejarlo, mi rendimiento era muy malo. En cambio ahora ya noto los cambios. Sé podar, preparar la tierra e incluso aplicar líquidos. Además, el coordinador territorial del proyecto en mi zona va a mi huerto y verifica si he aprendido”, explicó la productora.

El cuarto ciclo de capacitaciones está previsto para la primera semana de julio y las fechas serán informadas por diferentes medios de comunicación. De igual modo el equipo que encabeza la ejecución del proyecto está preparando el seminario final, donde se presentarán los resultados alcanzados y se hará entrega de certificados a los productores beneficiados por el programa, informó la directora regional de INIA, Viviana Barahona Leiva.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0