Experta en género de la Cepal se reunió con mujeres maulinas

Mujeres de Pencahue aprenden el oficio de orfebrería gracias a +Capaz
Ministro Barraza se reúne con familias beneficiarias del Bono Enseres en la región del Maule
Gobierno se reúne con primeros damnificados que recibirán el Bono Enseres en el Maule

La incidencia política y el fortalecimiento de los liderazgos, fueron algunos de los temas abordados por Alejandra Valdés.

En el marco del Programa Regional “Ciudades sin violencia hacia las mujeres, ciudades seguras para tod@s”, del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer UNIFEM; SUR Corporación de Estudios Sociales y Educación, Red Mujer y Hábitat América Latina y SURMAULE; se desarrolló en Talca el segundo de una serie de talleres que pretenden abordar el proceso de Reconstrucción de Talca desde una perspectiva de género.
Son múltiples y diversas las organizaciones de mujeres de distintas comunas de la región las que participan de este programa, y quienes tuvieron la oportunidad de asistir a la exposición de la consultora de la CEPAL y Presidenta del Fondo Alquimia, Alejandra Valdés.

En la oportunidad, la experta se refirió a la “incidencia”, este proceso por el cual se busca influir sobre aquellos que tienen el poder de tomar decisiones en asuntos que afectan a los miembros de una comunidad, en particular aquellos que han sido históricamente marginados de las decisiones políticas, sociales y económicas que nos afectan.
Incidir es generar impacto en determinados actores públicos, y en los medios de comunicación, para así incorporar un tema en la agenda pública. “Se debe tomar en cuenta un enfoque de derechos, reconocer los actores y sujetos de la política pública que está en juego, generar mecanismos para contar con un debate informado y abrir nuevos espacios de participación ciudadana”, explicó Valdés.

MUJERES POR LA CIUDAD

Desde hace más de 40 años, la violencia de género y la violencia hacía las mujeres constituye una de las principales amenazas contra la democracia del Estado, la equidad entre hombres y mujeres y la libre participación ciudadana.

Los diferentes tipos de violencias (material, económica, simbólica, religiosa, física, social, psicológica, étnica, cultural, etc.) que muchas mujeres sufren, son una constante muchas veces “invisibilizada” en nuestra sociedad actual, debido al proceso persistente y abrumador de “naturalización” de dichas violencias, a partir del Estado, la sociedad civil, el mercado, la educación, la iglesia, entre otros.

Por esta razón, durante esta sesión de la escuela taller se presentó a las organizaciones de mujeres de la región del Maule, la campaña internacional “Mujeres por la Ciudad”, pronta a ejecutarse en Talca y que consiste en un “experimento ciudadano” que busca evidenciar la violencia de las que son víctimas las mujeres en cualquier ciudad de Latinoamérica desde la propia calles y con las propias reglas de la ciudad.
En este sentido cobra vital relevancia las nuevas violencias surgidas post terremoto, que van desde un mayor índice de desempleo femenino a la utilización de un lenguaje que desconoce el femicidio o la falta de métodos anticonceptivos de emergencia en los consultorios. “Esto porque la ciudad que ellas habitaban y habitan se convirtió en un espacio semidestruido, en donde no sólo desaparecieron sus hogares, sino también los espacios públicos que ellas habitaban y los cuales significaban una conexión con la ciudadanía y la seguridad, acrecentando la sensación de temor e inseguridad. El hacinamiento, efecto de la pérdida de los hogares propios o de familiares, constituye hasta hoy, junto con el temor, otra nueva forma de violencia”, aseguró la sicóloga Oriana Arellano, directora ejecutiva de la ONG Surmaule.

Los talleres continuarán desarrollándose hasta diciembre de este año, y la Campaña Mujeres por la Ciudad entregará sus primeras pistas en Talca a principios del próximo mes.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0