Estuvieron a punto de morir y agradecieron a urgencias del hospital Curicó por salvarles la vida

Estuvieron a punto de morir y agradecieron a urgencias del hospital Curicó por salvarles la vida

Cada año la Unidad de Emergencias atiende a 90 mil personas, víctimas de accidentes, incendios, asfixias, traumatismos, hemorragias, infartos u otros

Sernapesca recomienda consumir loco de origen legítimo
Ya es realidad CECOSF – Villa Francia
UTalca valora inicio de obras del Hospital de Curicó

Cada año la Unidad de Emergencias atiende a 90 mil personas, víctimas de accidentes, incendios, asfixias, traumatismos, hemorragias, infartos u otros casos de riesgo vital. En medio de la agitación permanente de este servicio, 3 pacientes entregaron sus testimonios y agradecieron a quienes les salvaron la vida.

MANUEL TRONCOSO: HERIDA PENETRANTE POR ARMA BLANCA EN EL CORAZÓN.

Manuel llegó la tarde del 9 de Julio con una perforación de 3 centímetros en el corazón. Con sólo un 1% de probabilidades de sobrevivir, el cirujano Dr. Mario Molina cuenta cómo le salvaron la vida, “llegó con una herida que penetró en una de las cámaras del corazón. La mortalidad de esto supera el 98%, casi todos fallecen en el acto. Manuel hizo un taponamiento cuyos coágulos impidieron que muriera desangrado, dando minutos para reparar la herida y poner los puntos en el músculo cardiaco”.

Manuel fue enviado a su hogar sin riesgo vital este 22 de Julio. Visiblemente emocionado, sólo tuvo palabras de gratitud, “estoy muy agradecido y feliz, contento, que Dios los bendiga a todos”. Por su parte el Dr. Molina aseguró que “tenemos un equipo multidisciplinario acostumbrado a este tipo de situaciones, aquí se salvan vidas de pacientes muy graves, estamos muy contentos de haber ayudado a don Manuel”.

MAXIMILIANO IBARRA: COLISIÓN DE ALTA ENERGÍA E INCENDIO DE MOTOCICLETA.

Con 23 años sufrió un terrible accidente en motocicleta al estrellarse contra un vehículo en el sector de Sagrada Familia. Estuvo a punto de morir, “choqué y me explotó el estanque de bencina, me prendí con fuego en todo el lado izquierdo”, recuerda el joven con una entereza admirable, aun cuando su acompañante perdiera la vida durante el accidente.

Maximiliano repasa el inicio de su lento proceso de recuperación, “me indujeron un coma durante 4 días por la gravedad de mis heridas. Desperté y me vi todo quemado, me han hecho curaciones y limpiezas, me hicieron injertos y he pasado 8 veces al pabellón”. Finalmente agradeció a todos, en especial al cirujano plástico Dr. Sergio Muñoz, “ya voy a cumplir dos meses en el hospital, gracias a los que me han ayudado, doctores y enfermeras, especialmente a mi doctor Sergio Muñoz, le agradezco por haberme salvado la vida y ayudarme a recuperar mi cuerpo”.

MARCELINO MUÑOZ: HERIDAS CORTO PUNZANTES Y PERFORACIÓN DE BALA.

Con múltiples estocadas en la región cervical, mandíbula y cabeza, además de una perforación de bala en la región dorsal, llegó Marcelino de 41 años a Emergencias el 5 de Julio. Su pronóstico era crítico, pero una rápida y efectiva intervención de los cirujanos Alfredo Muñoz y José Miguel Barrientos permitió salvarlo.

“Llegué muy mal, sin sangre casi muerto al hospital y con principio de un paro, la verdad el doctor Alfredo Muñoz me sacó del cajón. Me operó e hizo su mejor esfuerzo, estoy agradecido de él y de todo el equipo, gracias a ellos voy a poder estar con mi familia”. Este viernes 22 la bala fue retirada por la cirujano Carolina Rodríguez.

LLAMADO A LA CONFIANZA Y BUEN USO DE LA RED DE SALUD

Finalmente el Dr. Mario Molina invitó a reconocer el esfuerzo de los funcionarios por salvar la vida de los pacientes, llamando a la gente a aprovechar la atención primaria para los casos de menor gravedad. “El mensaje es primero a que se retomen las confianzas con el servicio de Emergencias, porque acá salvamos vidas todos los días. En segundo lugar, que las personas con enfermedades menos graves consulten en la atención primaria, para nosotros dedicarnos a atender los pacientes más graves”.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0