Estudiantes aprendieron a potenciar valor del servicio

Académico UTalca presentó metodología para mejorar la productividad en industrias
Programa Cieplan-UTALCA reunirá a expertos para debatir sobre innovación en los recursos naturales
UTalca realizará congresos provinciales de Ciencia Escolar

Aportando las competencias propias de su carrera, los alumnos se involucraron, durante un semestre, con la comunidad.

Con la asistencia de representantes de diversas instituciones públicas y privadas, se llevó a cabo la jornada de finalización del módulo de Responsabilidad Social, ejecutado durante el segundo semestre, como parte del Programa de Formación Fundamental (PFF), en todas las carreras de la Universidad de Talca.

A través de esta experiencia, los estudiantes realizaron acciones de colaboración con instituciones tales como escuelas, agrupaciones de microempresarios, pequeños agricultores, adultos mayores, etc.

“Se trabaja con la metodología “Aprendizaje servicio”, con la comunidad. Los estudiantes conocen la institución asignada durante el semestre y luego preparan su intervención, como aporte desde su disciplina”, explicó Kamila Araya, alumna de Psicología, a cargo de la organización de la actividad, junto con Masiel Arenas y Viviana Dumont, en un módulo a cargo del profesor Manuel Ardiles. . a cargo del .

DERECHOS FUNDAMENTALES

Gisela Cofré, estudiante de Derecho, fue parte del equipo que colaboró con el Centro de Distribución y Tránsito del SENAME, llamado “Los Silos”. “Teníamos que desarrollar con los jóvenes conciencia sobre sus derechos fundamentales y trabajamos con ellos tanto derechos como deberes”, relató Gisela, quien expuso su experiencia en el auditorio de la carrera de Kinesiología, ante los representantes de las organizaciones que se vincularon con la Universidad. “Nosotros íbamos preparadas para que nos rechazaran, entre otras cosas porque tenemos edad parecida. Pero la acogida fue muy buena y nosotros también nos sentimos cómodas. Nos escucharon y aprendieron varias cosas, a respetarse, a ser más tolerantes. Nosotros también aprendimos de ellos, de sus vivencias y experiencias de vida”, expuso la estudiante.

VIDA SALUDABLE

Otra experiencia fue la de un equipo de la carrera de Kinesiología, que desarrolló en San Clemente talleres con niños de séptimo básico. “Somos un colegio que desde hace varios años estamos en un proyecto EGO (del Ministerio de Salud) y, ahora, en la universidad, nos apoyaron con actividades para tener una vida más sana, con actividades, ejercicios”, contó María Elena González, directora del colegio Paula Montal, de dicha comuna.

“También les enseñaron a difundir estas prácticas en la casa, transformándose en monitores”, detalló la directora, agregando que sus estudiantes mejoraron su autoestima. “Aprendieron a considerarse bien como persona, partiendo de la base que si me cuido bien, comiendo alimentos sanos, me podré desarrollar mejor como persona. Fue entretenido, porque ellos se sintieron partícipes de la actividad, quedaron encantados con las niñas”, finalizó María Elena González.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0