De la Puente y su vínculo con la Universidad de Talca

70 músicos participarán en el Aniversario de la Tuna de la Universidad de Talca
Este miércoles será de película en Universidad de Talca
UTalca exhibe obra teatral inspirada en la mina San José

El mundo del arte y de la literatura chilena está de duelo. En sólo una semana dos grandes exponentes, uno ligado a la plástica y el otro a las letras, dejaron este lugar sin que nadie quedara indiferente.
Consternación, extrañeza y pena causó la repentina muerte del artista visual Francisco de la Puente, quien fue encontrado en su casa – taller de la calle “José Miguel Infante” de Providencia por sus amigos. Mientras, que días después fallece en una clínica santiaguina, el Premio Nacional de Periodismo 1999, Guillermo Blanco.

Una alegría desbordante, un positivismo envidiable, una sonrisa contagiosa, una picardía a flor de piel, un hombre sencillo, talentoso y auténtico, además, de utilizar una larga barba y siempre circular en una antigua bicicleta o en una renoleta, son características que definen a Pancho de la Puente. Artista plástico que desde 1988 estuvo vinculado a la Universidad de Talca.
“Recuerdo que cuando nuestra Pinacoteca funcionaba en el segundo piso del Club Talca, Pancho exhibió sus obras por primera vez con nosotros y desde ese día, jamás perdimos contacto. Él nos daba ideas, inventaba panoramas para nuestras exposiciones y de hecho cuando realizamos en 1997 el proyecto “Pinceladas del Maule”, él fue uno de los participantes que se encargó de invitar a todos sus colegas a ser parte de esta iniciativa. Pancho fue el pilar fundamental del proyecto. Él armó un grupo de artistas donde consideró a los más vigentes y que eran parte de la cartelera nacional, para que conocieran y participaran en Pinceladas”, así recordó la curadora de exposiciones del Centro de Extensión, María Emilia Murgas.

La profesora de arte dijo que además de exhibir sus obras con nosotros en Talca y en el Campus Santiago, De la Puente desarrolló un taller de artes visuales durante el verano e hizo clases en la Escuela de Arquitectura junto a sus colegas e inseparables amigos Javiera Moreira y Andrés Vio. De hecho su última exposición que cerró el 8 de agosto, se llamó “Dos en Québec” y la realizó junto a Pilar García – Huidobro en la sala del Campus Santiago.

En tanto, para la directora de Extensión, Marcela Albornoz, Francisco de la Puente, fue un artista comprometido con la creación. “Para la Universidad de Talca contar con él, no sólo en las “Pinceladas del Maule”, sino en los Talleres de Verano y en las clases en la Escuela de Arquitectura, fue realmente notable, por todo lo que él significó en el arte, definitivamente su aporte fue sólido y concreto”, enfatizó.

Además, Albornoz dijo que De la Puente poseía una nueva mirada estética, una innovación en el uso de la materialidad. “Los elementos, los objetos abandonados estaban allí para ser recreados en una propuesta nueva que Francisco nos entregó a manos llenas, su capacidad de congregar, su alegría de vivir fue también un arte, y como Universidad estamos agradecidos, valoramos su aporte en su forma y en su esencia”, manifestó.
Mientras, que el académico Pedro Zamorano destacó que Francisco de la Puente fue “un gran compañero y amigo del proyecto de Extensión Cultural que la Universidad ha venido desarrollando desde hace varios años”.
Para Zamorano, en lo artístico, De la Puente simbolizó “una propuesta de arte novedosa, que conciliaba nociones estéticas modernas, minimalistas, con simbolismos locales, americanistas. Incorporaba, además objetos y materiales en estado natural o elaborados por el hombre, muy sencillos que integraba a su propuesta estética”, manifestó.

Finalmente, el académico añadió que “el país perdió un gran artista y la Universidad y sus amigos… perdimos a un gran amigo”.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0