Centrales Achibueno: aún no se aclaran inconsistencias

Concurso de composición musical Luis Advis abre convocatoria 2017 e invita a inspirarse en Violeta Parra
Gobierno anunció aprobación de la Ley de Inclusión Laboral
Hasta enero está prohibida la extracción y consumo de erizo en fresco para proteger su período reproductivo

Parlamentaria aseguró que ni el Sag ni Conaf han aclarado porqué levantaron sus observaciones al proyecto sin mediar nuevos antecedentes de la empresa. “Hemos detectado serios vicios en el proceso, los hemos denunciado y nadie en el Gobierno ha dicho o hecho algo. Esperemos que no sea el anticipo de una decisión tomada de espaldas a la comunidad”, aseguró
Ni el Servicio Agrícola y Ganadero, Sag, ni la Corporación Forestal, Conaf, han explicado por qué obviaron importantes observaciones al estudio de impacto ambiental del proyecto de construcción de centrales hidroeléctricas en el cajón del río Achibueno. Esto, sin que la empresa entregase nuevos antecedentes para justificar esta decisión, lo que a juicio de la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, es una razón poderosa para que las autoridades que tomarán parte en la votación del estudio ambiental rechacen la iniciativa.

“Hemos detectado serios vicios en el proceso, los hemos denunciado y nadie en el Gobierno ha dicho o hecho algo, por lo que esperamos que no sea el anticipo de una decisión tomada a espaldas de la comunidad y que destruirá un hábitat de una riquísima biodiversidad, donde hay flora y fauna endémica que corre el riesgo de ser extinguida. Claramente no es un buen proyecto y esperamos consecuencia de quienes hoy son Gobierno”, aseguró la parlamentaria.

Agregó que sin una adecuada explicación del Sag y Conaf, el proceso que lleva adelante la Comisión Regional del Medio Ambiente, Corema, debe suspenderse o rechazarse en la votación del próximo 18 de octubre.

Al respecto, explicó que en menos de un mes y sin mediar información de relevancia, el Sag cambió de parecer respecto al proyecto con una facilidad asombrosa y sospechosa. Por eso, pidió que se aclare cómo el 16 de agosto de este año, la entidad envió al Secretario Ejecutivo de la Corema un oficio con más de 25 observaciones graves al proyecto y que el 09 de septiembre despachó otro documento sosteniendo que no existen observaciones, sin que la empresa hubiese aportado nuevo antecedentes.

“Acá estamos frente a un hecho poco claro, lo que nos preocupa porque de la decisión del Sag depende la fauna de una área de alta diversidad biológica, que es un sitio prioritario de conservación, según Conama. Por eso, exigimos que antes de la votación se aclare esta misterio vuelta de carnero, porque no puede ser que un simple informe consolidado sirva para borrar toda las observaciones que de no subsanarse ponen en riego a la fauna del cajón del Achibueno. Aquí el Gobierno tiene que actuar y detener el proceso de votación del próximo lunes o, en caso contrario, sus autoridades deberán votar en contra respetando las observaciones que hicieron y que aún no son aclaradas por la empresa”, aseguró.
CONAF

En el caso de Conaf, Ximena Rincón sostuvo que el 11 de agosto su director regional envió oficio con observaciones graves al proyecto y que ponen en riesgo la flora protegida que existe en el Cajón del Achibueno. Añadió que extrañamente, el ocho de septiembre y sólo con un informe consolidado de por medio, vale decir, sin nuevos antecedentes, la institución dejó de lado sus observaciones.

“¿Qué pasa con los servicios del agro? ¿Por qué, con un día de diferencia, dos servicios dependientes del Ministerio de Agricultura actúan con el mismo mal criterio? Es claro que el Gobierno debe actuar y no avalar este accionar poco transparente”, puntualizó.

Finalmente, la parlamentaria sostuvo que las centrales en el Achibueno no son centrales de pasada, ya que no cumplen con los requisitos que organismos internacionales como la WCD (World Comission on Dams) establecen para certificar bonos de carbono a una central de este tipo y que es aceptar el caudal disponible del río tal como viene. “Con las centrales del Achibueno, ello no ocurre, porque se interviene de manera notable el cauce en un área de una riqueza natural invaluable. Nos quieren pasar gato por liebre”, concluyó.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0