Cámara de Comercio de Santiago rechazó millonaria demanda de Hidroeléctrica Providencia contra Asociación Canal Maule

Cámara de Comercio de Santiago rechazó millonaria demanda de Hidroeléctrica Providencia contra Asociación Canal Maule

El directorio de la Asociación Canal Maule (ACM) recibió con satisfacción y ponderación el fallo de primera instancia que rechazó la demanda interpues

Abren postulaciones al campamento Científico Explora Chile Va! Maule 2016
Exhaustiva búsqueda de niña que fue arrastrada por el oleaje en Constitución
Consorcio para la Innovación Social lanza fondo para apoyar Emprendedores Sociales en la región

El directorio de la Asociación Canal Maule (ACM) recibió con satisfacción y ponderación el fallo de primera instancia que rechazó la demanda interpuesta por Hidroeléctrica Providencia en la Cámara de Comercio de Santiago, en contra de esta entidad que agrupa a más de 4 mil regantes de la Provincia de Talca, que buscaba obtener una indemnización de más de 7 millones de dólares por un supuesto incumplimiento de contrato respecto de la entrega del caudal acordado entre ambas partes.

El tribunal dictaminó que la Asociación Canal Maule no ha causado perjuicio alguno a la empresa hidroeléctrica, respecto de la cantidad de agua porteada necesaria para el funcionamiento de una de las centrales que posee en la comuna de San Clemente, por lo que no  corresponde el pago de compensación alguna.

El presidente de la ACM, José Manuel Silva, valoró que el tribunal les haya dado la razón. En este aspecto es importante destacar, según lo afirmó, el rechazo categórico que el tribunal estableció respecto de la indemnización que la compañía hidroeléctrica pretendía. “La demanda interpuesta por la Hidroeléctrica Providencia buscaba que la Asociación fuera condenada a pagar una suma superior a los 7 millones de dólares, cantidad que obviamente no sólo no tenía fundamento alguno sino que, además, constituía una grave e infundada amenaza para la organización de regantes. Es una gran tranquilidad para la organización el conocer que un perjuicio de estas características se aleja en forma considerable”, explicó.

“Haber tenido que pagar 7.1 millones de dólares –añadió el presidente– hubiese sido desastroso y tremendamente injusto. El daño para la ACM habría sido enorme cualquiera hubiere sido la suma indemnizatoria a pagar. Hay que tener presente que el año pasado Hidroeléctrica Providencia usó las aguas de los regantes y no pagó un solo peso. Permitir que terceros abusen de nuestra entidad por su superioridad económica es algo que no vamos a aceptar”.

“Una vez más, la administración y el directorio de la asociación logran hacer valer la realidad y los fundamentos del canal ante intereses de terceros que amenazan permanentemente los escasos recursos de la organización,” concluyó la máxima autoridad.

Alfonso Barrientos, director de la organización, señaló que “en general, los argumentos de la asociación fueron acogidos por el juez. Podemos discrepar parcialmente del fallo y particularmente de algunos de sus fundamentos. Sin embargo, en lo medular rechazó la pretensión de Hidroeléctrica Providencia.  El Magistrado, Sergio Fernández, que llevó la causa,  comprendió claramente la relación que existe entre el caudal y la pluviometría, por lo tanto, señaló que la ACM debe entregar el agua siempre y cuando la naturaleza lo permita.  Existen partes en que no concordamos, pero las haremos valer cuando corresponda”.

En particular, el director  valoró el hecho de que el juez estableciera que sin que la Dirección General de Aguas (DGA), autoridad pertinente en la materia,  haya autorizado obras o cambios de caudales, la asociación, en protección de los derechos de los regantes y de la infraestructura de la cual subsiste, no se ve obligada a realizar actos y modificaciones que resultan imprudentes y que podrían causar serios daños a la normal operación del canal y a la inmensa cantidad de regantes y agricultores que viven de ella en la región.

“Portear más agua que la que nos permite la DGA según sus informes técnicos podría traer consecuencias nefastas para nuestra red de acueductos, incluido la pérdida total de alguno de ellos. La verdad es que me tiene muy conforme que no se perjudique a los miles de regantes que tiene la ACM.  Nuestro objetivo como directorio es velar por los intereses de todos ellos y siento que este fallo va en directa relación con esto. Logramos cuidar al Canal Maule y a toda su infraestructura”, concluyó Alfonso Barrientos.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0