Avanza restauración de esculturas de la ciudad dañadas por terremoto

Gobierno anunció aprobación de la Ley de Inclusión Laboral
Encuentran insecto anterior a los dinosaurios en San Clemente
Académica de la UTALCA asumió como ministra de Transportes y Telecomunicaciones

Al aporte que la Universidad de Talca realiza a la reconstrucción de Talca y la región, se suma la restauración del patrimonio escultórico destruido por el terremoto.

En el taller del destacado escultor José Vicente Gajardo, en Doñihue, Región de O’Higgins, se encuentran las tres esculturas de la Plaza de Armas de Talca, destruidas por el terremoto, y cuya restauración tomó a su cargo la Universidad de Talca, con el apoyo del empresario Guillermo García.
Estas tres obras fueron construidas en mármol y corresponden a dos figuras masculinas vestidas con atuendos militares y una Venus estilo greco-romano, que sufrieron la ruptura de sus cabezas y fracturas en diversas partes del cuerpo.
El director del Instituto de Estudios Humanísticos “Abate Juan Ignacio Molina”, Pedro Zamorano, visitó el taller del escultor para conocer el avance de los trabajos que espera estén concluidos en los próximos meses. “La idea es tener todas las obras en restauración listas antes que se cumpla un año del terremoto”, manifestó el profesor Zamorano.
En ese conjunto de esculturas se incluye también la figura del “Abate Molina”, que desde hace un mes se restaura en Santiago, a cargo de Luis Montes, escultor y experto en fundición de obras artísticas, cuyo trabajo demorará cuatro meses y una vez terminado, proseguirá con la restauración de “La Victoria”.
Respecto a la ubicación de esta escultura, que resultó seriamente dañada tras caer de su pedestal, el académico manifestó que la propuesta de la universidad es instalarla en el lugar donde está el monumento al Batallón Talca, en Uno Oriente con Alameda, donde originalmente se ubicaba. “La Victoria se ha caído dos veces desde su pedestal por la altura en que ha sido puesta. Hacia arriba se crea un efecto de oscilación que es muy difícil contrarrestar, por lo tanto debe ubicarse a una menor altura”, comentó, junto con expresar que desde el punto de vista técnico hoy todo es posible, pero la limitante son los recursos de que dispone el proyecto.
Refiriéndose al rol de la Universidad de Talca en esta tarea, señaló: “Nosotros somos encargados amistosos de la restauración porque nadie nos ha comisionado. Somos voluntarios para la recuperación patrimonial”, dijo. En relación a este interés por restituir para la ciudad este patrimonio, manifestó que este tema se relaciona con su área de trabajo e investigación y porque como universidad comprometida socialmente “tenemos que hacer algo por la restauración de obras muy importantes del patrimonio artístico de Talca y del país”.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0