Artista visual Matías Movillo realizó un conversatorio con alumnos talquinos

Artista visual Matías Movillo realizó un conversatorio con alumnos talquinos

Libro de cómic recopilará aventuras de personajes de joven dibujante talquino
TRM presenta especial Mozart en Curicó y Talca
Esculturas de Neruda y Arrau en exposición del Centro de Extensión Curicó

El artista visual que actualmente expone “La casa con el cielo en el suelo” en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca, entabló una conversación por más de una hora sobre su experiencia y técnica artística.

Alumnos de Talca participaron en el conversatorio con el artista visual Matías Movillo, quien actualmente presenta sus obras en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca, en la exposición titulada “La casa con el cielo en el suelo”.

Desde la experiencia del artista, su obra presenta una aproximación particular, la casa le aparece como un lugar invertido en su significación; de ser un espacio comúnmente asociado a desarrollo y protección, se transforma en un lugar más bien de amenazante fragilidad; espacios que ya no contienen pasillos inconducentes, estructuras y umbrales desprovistos de sentido.

Es desde esta perspectiva que el artista dialogó con estudiantes y profesores, donde hubo preguntas y respuestas de su propia experiencia.

“Es bien emocionante estar acá con un importante número de alumnos, porque el proceso de este trabajo es muy autobiográfico. Yo conté una experiencia personal que tuvo que ver con mi economía, mis afectos, mi familia, con la pareja, con mi relación con la pintura, a tratar los cuadros de una manera destructivamente, entre comillas. Todo eso ha sido nuevo para mí hace años. Lo que más me sorprendió del contacto con los jóvenes fue el nivel de empatía que tuvieron con todo este trabajo. Me hicieron preguntas muy interesantes lo que me pareció increíble porque yo imaginaba que ellos pensaban que todo estaba resuelto en la cabeza del artista, de una manera muy racional, pero al final entendieron que es un proceso y se resuelve desde ese modo”, comentó  Matías Movillo.

Nicol Gonzalez, alumna de cuarto medio expresó lo fantástico que era para ella participar en una actividad de esas características. “Muchas veces uno tiene sentimientos y los pinta, pero ver como otra persona, como el artista, nos cuente qué sentimiento le producen crear estos cuadros o qué lo inspiró a trabajar en esto, es maravilloso. Estar en esta sala que tiene exposiciones de diversos artistas todos los meses me parece una manera de integrar a los jóvenes diariamente al mundo de las artes y la cultura gratuitamente, porque en otros espacios te cobran y para nosotros no es fácil acceder a ellas”.

El profesor de artes plásticas del Liceo Diego Portales, Miguel Burgos, reflexionó en que “estas instancias son las que siempre se debieran vivir. Tanto los alumnos como el artistas se motivan a ser mejores, a calibrar mejor los momentos en la calidad del arte y a los jóvenes que piensan que de algo tan sencillo creado por el artista, se puede lograr cosas verdaderas y de gran importancia”.

El docente destacó la exposición de Matías Movillo por su formato, la técnica fácil de realizar pero a la vez de alta complejidad en invención. Una exposición armoniosamente creada con la temática trabajada.

El alumno Maximiliano Rodríguez, expresó lo “fabuloso de estar en este conversatorio porque al fin y al cabo el artista nos expresó todo lo que sintió al crear la obra. Todo lo que le costó y lo que sentimentalmente significó trabajar con una ex pareja. Personalmente me encanta todo lo que es la escultura y la música. Ver pintura de un gran artista, ya es excelente para mí”.

Matías Movillo destacó desde niño por sus habilidades en el dibujo y la pintura siendo alumno del Colegio Verbo Divino. En 1985 ingresó al taller del artista realista Andrés Baldwin. Continuó sus estudios artísticos, en 1989 en la Escuela de Arte de la Universidad Católica de Chile y en 1990 en Diseño Gráfico en la misma Universidad.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0