Aprende a elegir tu perfume perfecto con estos trucos

Aunque te suene a Cuarto Milenio, debes confiar. Los expertos hablan de las fragancias como si fueran seres vivos. “A un perfume hay que conocer

Especialistas en “canales de iones” se reunieron en el Valle del Elqui
¿Cómo conocer a la persona ideal?
Académicas UTalca buscan incentivar participación femenina en ciencias

article-trucos-para-elegir-bien-un-perfume-5718e039bb987

Aunque te suene a Cuarto Milenio, debes confiar. Los expertos hablan de las fragancias como si fueran seres vivos. “A un perfume hay que conocerlo bien para quererlo o rechazarlo. Cuando vas a la tienda, no puedes fiarte del flechazo”, explica Emilio Valeros, prestigioso perfumista y nariz de Perfumes Loewe. Y añade: “Conocerlo a fondo implica convivir con él, comer con él, acostarte con él y despertarte con él. Solo así sabrás que has hecho una buena elección”.

Como filosofía, la compramos. Pero pongámonos en clave práctica: ¿cómo se elige bien un perfume? ¿Cuántos se pueden probar al mismo tiempo para que sea eficaz la cata? ¿Hay que hacerlo siempre en la piel o sirve un mullet (papel secante)? ¿Es mejor rociarse por la mañana o por la tarde? Recurrimos a dos de las mayores expertas en perfumes de España: Marta Tamayo, dueña de lesecretdumarais.com, una de las perfumerías nicho de Madrid e Isabel Fernández Pascual, dueña de nadiaperfumeria.com, donde desde hace más de 70 años se encuentran las más exquisitas fragancias.

La cata perfecta

Habrás leído alguna vez que es mejor no ir a comprar un perfume recién levantada, porque tienes el olfato todavía un poco dormido, pero las expertas no dan crédito a esa teoría. “En momento no es determinante. Lo básico es tener actitud receptiva y venir sin perfumar”, indica Isabel. Si quieres acertar, toma nota de los pasos que debes seguir:

1. Primer paso. Es necesario conocer qué familia olfativa te gusta, porque seguro que no tienes ni idea. Aquí entra en juego el papel de un buen profesional. “La mayoría no sabe describir sus preferencias, no es fácil definir olores y nuestro lenguaje es muy pobre es este campo”, explica Isabel. Además de lo que el experto pueda ayudarte a descifrar, hay datos que solo conoces tú: gustos, recuerdos, referencias, aversiones… Una buena entrevista es fundamental.

2. Segundo paso. Probar en un papel secante no más de cuatro fragancias. “Las dos que más te gusten, pruébalas después en tu propia piel”, aclara Isabel.

3. Tercer paso. Toca esperar. “Dependiendo del tipo de fragancia, hay que dejar pasar más o menos tiempo para ver su evolución”, puntualiza Isabel. Si nos guiáramos por las notas de salida, compraríamos todos los perfumes del mercado, ya que estos acordes chispeantes y cautivadores se eligen para que caigamos rendidas ante ellas. “Hay que dejar que, al igual que un buen vino, la fragancia se vaya desvelando. Solo así se pueden ir apreciando las diferentes notas de su pirámide olfativa. En los primeros instantes, las de salida; al cabo de cinco o 10 minutos, las de corazón y, por último, las de fondo, que pueden tardar 20 minutos o varias horas”, afirma Marta.

Powered by WPeMatico

COMENTARIOS