Aplican medidas en agricultura para paliar déficit hídrico en el Maule

Más de $1500 millones para fortalecer la agricultura en el Maule
Avances en el fomento del cultivo y utilización de álamos y sauces marcan nueva asamblea de la Comisión Nacional del Álamo
SAG promueve campaña para el control de la Chaqueta Amarilla

Medida abarcará a 111 localidades de 12 comunas ubicadas en la cuenca del Mataquito y también del secano interior y costero.
Beneficiará a más de 2 mil agricultores y tendrá un costo superior a $500 Millones en soluciones para riego.

La SEREMI de Agricultura Anita Prizant junto a la Directora Regional de INDAP Ingrid Saavedra, informaron hoy que el Ministerio de Agricultura en la región del Maule aplicará una medida administrativa que facultará al INDAP para realizar un amplio espectro de acciones tendientes a mejorar la disponibilidad de agua para los cultivos que están siendo afectado por el déficit hídrico de esta temporada.

Se trata de permitir la operación del programa de obras menores de riego de INDAP el que se activa con un documento formal emanado por la SEREMI en su calidad de Presidenta del Comité Regional de Emergencias Agrícolas (CREA) del Minagri. El oficio va a acompañado de un informe técnico emitido por el CREA, análisis de los datos de caudales de la cuenca del Mataquito, y de un diagnóstico y levantamiento de demanda en las comunas por parte de los asesores técnicos de los programas SAT y Prodesal de INDAP.

La SEREMI explicó que no se trata de una declaración de emergencia agrícola pues eso tiene otro procedimiento que involucra al gobierno regional y al Ministro de Agricultura, si no que es un paso previo que permitirá operar rápidamente obviando, por ejemplo, la obligación de hacer concursos.

“El sentido es asegurar el agua para que los cultivos terminen su ciclo vegetativo. Podremos profundizar norias, entregar estanques, entregar mangas, entre otras acciones simples pero que serán de gran efectividad para apoyar el riego de los agricultores”.

Anita Prizant explicó que durante febrero y mediados de marzo se produce la mayor demanda por agua en los cultivos pero que a medida que van entrando en la cosecha la necesidad va disminuyendo. “Es por ello que debemos actuar ahora para entregar una solución eficiente y oportuna a los productores”.

OPERATORIA DEL PROGRAMA

La Directora Regional de INDAP, Ingrid Saavedra, señaló que la acción del programa de obras menores de riego dependerá de las demandas que efectivamente lleguen a las oficinas de área de INDAP, pero en el diagnóstico previo se registraron 2500 agricultores afectados, en 111 localidades ubicadas en 12 comunas, y demandas por alrededor de 569 Millones de pesos.

El programa funcionará para usuarios de INDAP y para quienes cumplan con los requisitos de la resolución que permite calificar como usuario. Entre las acciones a desarrollar se incluyen profundización y entubamiento de norias, captación de vertientes y conducción, instalación de bombas y mangas plásticas.

El instrumento es un incentivo por lo que opera contra rendición de gastos con la documentación que presente el agricultor como respaldo.

SITUACION DE ORGANIZACIONES DE REGANTES

La SEREMI agregó que en el ámbito de la gestión de emergencias climáticas existen otras medidas como la declaración de zona de escasez hídrica por parte de la dirección general de aguas DGA. Pero, agregó que esa medida es extrema ya que la institucionalidad estatal interviene los cauces y se encarga de repartir los derechos de agua dejando sin efecto la autoridad de las organizaciones de regantes.

“Pensamos –en conjunto con el MOP- que los regantes han realizado desde el inicio de esta temporada un trabajo serio y responsable y no hemos sabido que hayan solicitudes a la DGA para que reemplace el rol de las organizaciones. Por lo demás, los regantes han actuado desde el principio del 2010 involucrándose en la reconstrucción de sus canales y embalses, por lo que confiamos en que ellos pueden continuar con su trabajo de velar porque el recurso se reparta proporcionalmente de acuerdo a la disponibilidad y los derechos constituidos”, agregó.

Respecto a la declaración de emergencia agrícola, la autoridad agregó que en conjunto con el Intendente fue descartada por el momento ya que la situación actual no lo amerita. “Lo que los agricultores quieren y necesitan son medidas efectivas, no efectistas. Si la mayor necesidad en este momento es la de riego vamos a ocupar el instrumento que tenemos a mano para resolver ese problema. Si más adelante las condiciones se mantienen o se hacen más extremas, entonces veremos. Además, mantenemos como siempre nuestro monitoreo a las distintas localidades como se lo hemos hecho saber a los alcaldes desde los inicios de primavera” señaló Prizant.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0