Agricultores de Parral condenados como autor y cómplice de quiebra fraudulenta

Hasta enero está prohibida la extracción y consumo de erizo en fresco para proteger su período reproductivo
Se instaló la primera piedra del Complejo Educacional de Santa Olga
Cada año son más los jardines infantiles “Promotores de Salud” en el Maule

Los agricultores de Parral Juan Pablo Urra Gutiérrez y Manuel Humberto Urra Espinoza, padre e hijo, fueron declarados culpables en calidad de cómplice y autor, respectivamente del delito de quiebra fraudulenta por un monto de 400 millones de pesos luego que la Fiscalía probara tras una larga investigación que ambos imputados celebraron contratos y ejecutaron diversos actos jurídicos y materiales sobre los bienes dados en garantía ante entidades bancarias en abierta contravención a las prohibiciones pactadas.

“La gravedad del hecho se refiere a la fe pública que significa pedir créditos y dar en garantía propiedades, entre los cuales hay derechos de agua. Son alrededor de de 16 ítems que comprende esa garantía y por un monto aproximado de 400 millones de pesos y en definitiva resultaron afectados distintos acreedores, entre ellos el Banco de Chile”, explicó el Fiscal de Parral, Jorge Aravena.

Uno de los antecedentes que establece el fallo tiene relación con un contrato celebrado por los imputados con un empresario, supuestamente español, domiciliado en Miami Beach FL, Estados Unidos, a través del cual transferían sus bienes que estaban en garantía a la sociedad “COAL HARBUR LIMITED”, con domicilio en Islas Vírgenes Británicas. Estos traspasos tuvieron la finalidad de ocultar propiedades y derechos de agua del Canal Digua.

Los antecedentes fueron expuestos en un largo juicio abreviado realizado ante el Juez de Garantía de Parral.

Por estos hechos Manuel Urra deberá cumplir una pena de 3 años de presidio en calidad de autor, mientras que su padre, Juan Pablo Urra, una pena de 60 días de presidio como cómplice. Ambos imputados deberán cumplir la sanción con el beneficio de la remisión condicional de la pena.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0